456 mil, de los 10 millones de usuarios de gas natural están en Boyacá

La Asociación Colombiana de Gas Natural y el Ministerio de Energía anunciaron ayer que el país ya cuenta con más de 10 millones de usuarios de gas natural, incluyendo familias, vehículos, comercios e industrias.

Hoy, el gas natural de Vati llega a 27 municipios del departamento de Boyacá
Hoy, el gas natural de Vati llega a 27 municipios del departamento de Boyacá

En el evento se presentó al usuario 10 millones que fue conectado en la ciudad de Pasto (Nariño), donde ya hay 32 mil usuarios con gas natural (casi 11 mil familias en estrato 1 y 15 mil familias en estrato 2). Esto cobra especial valor teniendo en cuenta que Pasto es una de las capitales más atrasadas en gas natural.

“Celebramos el aumento de los beneficiados por el gas natural. En los últimos 10 años Colombia ha pasado de tener 1.9 millones de usuarios a lograr más de 10 millones, y ha multiplicado por 110 el número de vehículos que usan gas natural vehicular, que ha ayudado a mejorar la calidad del aire de las ciudades y carreteras”, explicó Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas.

Para el caso de Boyacá las cifras dejan ver que casi medio millón de usuarios cuenta con servicio del antiguo Gas Natural Cundiboyacense, hoy Vanti (ver gráfica).

Dicho servicio llega a los municipios boyacenses de Belén, Briceño, Caldas, Cerinza, Cómbita, Cucaita, Chiquinquirá, Duitama, Floresta, Motavita, Nobsa y el barrio Nazareth de esta misma localidad, Oicatá, Paipa, Ráquira, Sáchica, Samacá, Santa Rosa de Viterbo, Santa Sofía, Sogamoso, Sora, Sutamarchán, Tibasosa, Tinjacá, Tunja, Tunungúa, Tuta y Villa de Leyva.

En lo que va corrido de este gobierno, se ha realizado la conexión de 684.015 nuevos usuarios en todo el país, principalmente, usuarios residenciales (670.265), seguidos de usuarios comerciales (13.007) e industriales (743).

“Gracias a sus atributos ambientales, el gas natural se consolida como el energético de la Transición.  Se trata de un hidrocarburo eficiente y sostenible, que permite reducir la emisión de gases de efecto invernadero.  El uso de este combustible en el transporte y la generación de energía eléctrica reduce cerca de un 100% el material particulado”, aseguró la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.