Con permiso especial la Diócesis de Duitama–Sogamoso celebró el Domingo de Corpus

La procesión con el Santísimo, es decir la custodia con la hostia dentro, que se adelantó en las 63 parroquias adscritas a la Diócesis de Duitama-Sogamoso el jueves o domingo pasado para conmemorar la fiesta del Corpus Christi (solemnidad de del cuerpo y la sangre de cristo), se convierte en la primera acción en público, por parte de la iglesia católica desde que comenzó la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

El obispo autorizó la salida de la Santa Custodia, para conmemorar esta importante festividad de la iglesia católica en la que se celebra la eucaristía y los párrocos en cada municipio lograron la autorización de los alcaldes para salir con unas carrozas acondicionadas con sonido con las que recorrieron las calles principales y llegar desde estos vehículos con la bendición a los hogares.

“El objetivo era porque es la única fecha en la que el Santísimo sale a visitar las parroquias y en Duitama fue de 10:00 a las 12:00 del día, fue un acto muy bonito de mucha piedad y fervor en el que cada uno desde sus casas mostró la necesidad que tenemos de que ya se comiencen a reabrir los templos”, dijo Armando Reyes, un líder cívico de la llamada Ciudad Cívica.

En la Perla del departamento, la actividad se extendió a los 28 sectores, luego de que la Alcaldía diera la autorización para salir con estas camionetas adecuadas en las que se llevó la custodia y se desplazaba únicamente el conductor del vehículo y el sacerdote impartiendo la bendición.

- Publicidad -

Desde luego que la celebración no fue exclusiva de Duitama, sino que se extendió a los 26 municipios que hacen parte de la jurisdicción de la Diócesis, que lidera el obispo Misael Vaca Ramírez, y donde se celebró el jueves o el domingo este símbolo de fe.

“Se celebro en todas las 63 parroquias sin embargo algunas como la de Mongua, la Socha y otros municipios la hicieron el jueves, precisamente para celebrar el tradicional Jueves de Corpus, pero la gran mayoría la hizo el domingo y en algunos municipios hasta se contó con el acompañamiento del alcalde y de la patrulla de la Policía, en un acto que fue muy simbólico e importante como manifestación de fe en estos días”, explicó Edgar Tapias, el párroco de Santa Rosa de Viterbo.

Cada parroquia hizo lo propio y algunos hicieron un ritual especial fuera del templo, sin permitir aglomeraciones y lo que se evidenció fue un acto de fe muy grande que dejó ver que lo que se requiere cuanto antes es la reapertura de las iglesias, de los templos, desde luego con los respectivos protocolos.

“Se llevaba al Santísimo en una especie de monumento, acondicionado en un carro, algo muy similar a un papamóvil en el que iba el sacerdote impartiendo la bendición y transitando por las calles, mientras la gente miraba y acompañaba desde sus casas”, recalcó don Armando Reyes.