¿Qué es lo que está pasando y que harán en Termopaipa por estos días? Su Jefe de Sostenibilidad nos lo explica #LaEntrevista

Andrés Felipe Arbeláez, el jefe de sostenibilidad de la empresa Generación Energética S.A. (Gensa), responde a los cuestionamientos que viene haciendo la comunidad, se refiere a los millonarios proyectos e inversiones que se adelantarán en la planta en favor del medio ambiente y del tema social en su área de influencia en Paipa y en Boyacá.

Andrés Felipe Arbeláez, jefe de sostenibilidad de Gensa. Foto: Archivo Particular
Andrés Felipe Arbeláez, jefe de sostenibilidad de Gensa. Foto: Archivo Particular

¿Qué está haciendo Gensa en el tema de sostenibilidad?

Tenemos dos frentes de trabajo: el tema ambiental y el social. En ambos se vienen adelantando proyectos y trabajos muy importantes.

¡Empecemos por el tema ambiental!

Tenemos unos procesos de mucho cuidado que están vigilados directamente por nuestras autoridades ambientales que son la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) que es con la que tenemos todo nuestro Plan de Manejo Ambiental (PMA) en el que se manejan todas las fichas de los diferentes frentes y con Corpoboyacá, lo referente a permisos menores.

¿Cuál es el proyecto ambiental más importante que vienen adelantando?

El de las torres de enfriamiento, que sale a convocatoria pública entre el 15 y el 20 de junio próximos y que es por 15 millones de dólares. Va a mejorar los procesos de combustión, de emisiones, de enfriamiento y de utilización del recurso hídrico.

¿Y qué procesos se vienen adelantando?

Estamos atendiendo cuatro requerimientos de infraestructura que nos hace la autoridad ambiental del plan 2019, que se empiezan a atender en el 2020 y que tienen plazo de ejecución hasta 2021.

¡Y sí alcanzan con el atraso que se ha generado por la pandemia!

Pues pese a esas complicaciones que nos genera el COVID-19, hemos venido avanzando por que son compromisos, pero además es nuestra voluntad empresarial.

¿Puntualmente en cuáles obras?

En este momento estamos haciendo estabilización de los taludes que nos llevan al patio de cenizas; es un tema de alta prioridad, porque si tenemos problemas en este patio, no tendríamos a dónde llevar las cenizas del proceso de generación de energía. De esta forma estamos atendiendo infraestructura en los taludes. También adelantamos obras en el patio de chatarras de Termopaipa que es un requerimiento de la autoridad ambiental y que es una infraestructura compleja.

¿Y en plantas de tratamiento?

Precisamente estamos avanzando en el proceso de construcción para la planta de tratamiento de lixiviados del patio de carbón. Allí vamos a montar una infraestructura que se diseñó en el 2018 y que a comienzos de 2019 iniciamos en el proceso de contratación y al finalizar este año el cronograma es tener la planta construida y en operación en el primer trimestre de 2021.

¿Y en lo que tiene que ver con agua?

Pues tenemos por ejemplo el proceso de separación de las aguas lluvias para evitar su mezcla con las residuales de la planta. Este es un tema muy complejo que en este momento estamos diseñando, el objetivo es que este año inicie la construcción de las canalizaciones de las aguas lluvias y de las residuales tanto domésticas como industriales y la idea es poderlas entregar al río Chicamocha o a las piscinas.

¿En qué otro proyecto vienen avanzando?

En el de monitoreo continuo para tener comunicación en tiempo real con la autoridad ambiental que es Corpoboyacá, sobre el estado de nuestras emisiones porque en los últimos días, por ejemplo hemos visto muchas quejas sobre ruidos y emisiones de nuestras chimeneas.

¡Qué es lo que pasa precisamente con esa
problemática que tanto incomoda en Paipa!

Se debe a un proceso de emergencia que nos genera la planta que dispara un sistema de alerta, que hace parte de unas protecciones que apagan los equipos, como debe ser, para proteger la vida de los operarios y de los mismos equipos que son altamente sofisticados.

¡Sí, pueden ser normales para ustedes, pero anormales para la población!

Claro, es que son unas emisiones anormales a las de la planta y son eventos que reportamos directamente a la autoridad ambiental, como lo ordena la norma, que en este caso son la Anla y Corpoboyacá. No es que cada vez que se presentan, estas autoridades nos requieran para reportarles, sino que tan pronto como sucede, las reportamos.

¡Pero no solo molestan, sino que
generan mayor contaminación, no!

Entendemos que estos episodios esporádicos son molestos, pero no necesariamente obedecen a un proceso de contaminación ambiental ya que ver una pluma de una chimenea más oscura, genera una molestia más desde la percepción, que desde la contaminación, porque ese material se precipita más rápidamente. Claro que la autoridad ambiental no nos permite emitir esa cantidad de material particulado, pero sí está dentro del mapa de riesgo que se pueden presentar, y se debe atender de manera inmediata.

¿Cómo se están atendiendo las quejas de las comunidades?

Las estamos atendiendo directamente a través de nuestros canales de comunicación, entregando la información, pero también nos estamos reuniendo con las comunidades, precisamente vine de Manizales a Paipa a reunirme con ellos para resolverles las dudas que tienen y a darles las explicaciones de lo que pasa en estas situaciones y que ellos entiendan que este es el comportamiento normal de este tipo de macroindustrias, que están debidamente mapeadas, reportadas y atendidas ante la autoridad ambiental.

¿Y qué dicen esas autoridades?

Hemos atendido visitas de la policía, de la alcaldía, de la secretaría de Salud, donde hemos dado las claridades puntuales por ejemplo de cuánto duran esos eventos y no es más de entre 30 segundos y un minuto, mientras se vuelven a encender los precipitadores electrostáticos y se retoma la regulación de las emisiones. La autoridad ambiental con sus técnicos adelanta las  visitas en las que se han verificado con los registros y reportes que quedan y que se envían a ellos mismos, confrontándolos con los disparos que quedan registrados en el sistema.

¡Pero esas emisiones contaminan más desde luego!

Aquí es necesario aclarar que cada una de estas emisiones cumple con los parámetros normativos y vamos a implementar el monitoreo continuo para que la autoridad ambiental conozca en tiempo real el estado de nuestras emisiones. Hoy Gensa está en proceso de condicionales técnicos para contratar el diseño del sistema de monitoreo, un ejercicio que es altamente especializado y una vez se tenga diseñado se pasará a la fase de compra de equipos y su puesta en marcha.

¡Y qué hacer con todo ese buchón
en las piscinas de enfriamiento!

Tenemos una resolución de la Anla de mayo de este año donde nos exige el plan de manejo para el retiro del buchón de Termopaipa a una planta de manejo certificada para la disposición final.

¿De qué cantidad de esta planta estamos hablando?

De unas 10 mil toneladas de buchón que vamos a retirar, deshidratar, transportar y disponer adecuadamente en una operación que durará unos 6 meses, que demandará de unos 600 o 700 viajes y en la que se empleará una infraestructura que requiere de equipos de alta tecnología que son unas cosechadoras flotantes que van cosechando el buchón y lo van deshidratando y moliendo, para luego transportarlo al parecer a Bogotá que es donde se encuentra la planta más cercana con certificación para esta disposición final.

¿Qué área será despejada de esta maleza?

Se liberarán unas 30 a 33 hectáreas del espejo de agua, es decir de las piscinas de enfriamiento y esto permitirá mayor oxigenación y un esquema visual más agradable y mejor funcionamiento del ecosistema. Este  es un proyecto que ya está en marcha y saldrá en los próximos días. También estamos trabajando junto con Corpoboyacá un proyecto de reforestación de cinco hectáreas cerca a las piscinas y allí además trabajaremos siembra de abejas.

¿Cuál es la apuesta más importante de Gensa en el tema social?

El proyecto más importante que tenemos en este momento es la identificación y definición de los factores de riesgo en las piscinas de enfriamiento. Lo que se busca es dinamizar el uso de las piscinas para prácticas deportivas, alimentación o pesca y turismo o avistamiento.

¡Y ese proyecto en qué parte del cronograma va!

Estamos a unos 15 días de la entrega del documento y ahí se integrará a un proyecto en el que ya se viene avanzando para entregarle a las administraciones municipal o departamental y convenio para el uso de las piscinas. La ejecución de esos planes por ejemplo en el caso de los turístico demandará la labor de guías turísticos, de seguridad, atención y servicio que la idea es sea adelantada por personas del área de influencia de la planta, que desde luego deben estar capacitados.

¿Qué otros proyectos tienen en esta área?

Tenemos por ejemplo proyectos de educación, de fortalecimiento a madres cabeza de hogar. Ayer por ejemplo hicimos entrega de unos kit educativos, asimismo en los sectores de Volcán y Mirabal se entregaron 300 mercados y en los próximos dos meses se hará entrega de unas ayudas para terminar de cubrir el área de influencia.

¿Y en la región qué están haciendo por estos días?

Hoy por ejemplo, tengo la entrega de 1.200 kit de salud que están destinados a población carcelaria tanto de hombres, como de mujeres y se los entregaremos a la Gestora Social de Boyacá, para que desde su oficina se coordine su distribución. Pero lo más importante es que el 94 por ciento de nuestro personal tanto técnico como operativo es de Boyacá, Gensa es un dinamizador muy importante del empleo en el departamento.