Cáncer de próstata, el peor enemigo de los hombres ¿y usted está seguro que no lo tiene?

Cada 11 de junio en el mundo se conmemora el Día de la lucha contra el cáncer de próstata, una fecha para referenciar una de las enfermedades que más vidas cobra al año y cuyas cifras en Colombia causan preocupación.

Cáncer de próstata, el peor enemigo de los hombres ¿y usted está seguro que no lo tiene? 1El cáncer de próstata es el más común en los hombres, constituye la segunda causa de mortalidad por cáncer en población masculina, después del de pulmón y su aparición está directamente relacionada con la edad (a mayor edad, mayor riesgo de padecerlo). En nuestro país, uno de cada tres hombres mayores de 50 años podría tener este cáncer.

Según la Organización Mundial de la Salud, los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia entre los hombres son: próstata (21,7%), pulmón (9,5%), colorrectal (8%), vejiga (4,6%) y estómago (2,9%). Los tipos de cáncer que causan más muertes entre los hombres son: pulmón (19,6%), próstata (12,1%), colorrectal (9,3%), hígado (6%) y estómago (5,4%).

La próstata es una pequeña glándula del aparato reproductor masculino que se ubica rodeando la uretra, por debajo de la vejiga y por delante del recto. Es un órgano esencial para la función sexual, reproductiva y urinaria por lo que todas las enfermedades que la afectan tienen implicaciones en estos tres niveles. La próstata consta de una zona central, en donde se produce el antígeno prostático específico (PSA) y una zona periférica, donde tienen origen más del 70% de los tumores.

Las células glandulares de la próstata normalmente funcionan para producir un fluido que es liberado en la uretra durante la eyaculación. Este fluido forma parte del fluido seminal, el cual nutre a la esperma. Las secreciones de la próstata aumentan el pH del semen y ayudan a neutralizar la acidez de la vagina femenina.

El cáncer de próstata es el crecimiento maligno de la glándula prostática. En fases avanzadas las células cancerosas se diseminan a sitios distantes a través de los vasos linfáticos y sanguíneos con la capacidad de invadir otros órganos.

Según el doctor Juan Camilo García, urólogo adscrito a Colsanitas, ser hombre mayor de 50 años, tener algún familiar que haya tenido cáncer de próstata, sufrir de sobrepeso, o ser afrodescendiente, son los principales factores de riesgo para padecer cáncer de próstata, enfermedad suele ser silencioso en sus primeras etapas.

Es por esto que es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para prevenirlo, diagnosticarlo y en caso de padecerlo, curarlo. Acá encontrará seis aspectos a tener en cuenta según este profesional médico.

  1. ¿Qué es el cáncer de próstata? 

El cáncer de próstata consiste en alteraciones de la glándula prostática, un órgano que se ubica debajo de la vejiga, frente al recto y está rodeado por la uretra. Esta glándula participa en la producción de semen. Así, con el cáncer se pueden afectar las funciones reproductiva, sexual y urinaria de quienes lo padecen.

  1. ¿Cuáles son los síntomas? 

Los síntomas tempranos de este tipo de cáncer incluyen alteraciones en la orina: sangrado, flujo lento, sobreesfuerzo para orinar, levantarse varias noches para orinar, goteos o escapes y quedar insatisfechos después de cada micción. También están la imposibilidad para orinar o caminar.

Sin embargo, no siempre estos síntomas son indicios de un cáncer. Los síntomas que se mencionan arriba también pueden presentarse por el agrandamiento de la próstata, una condición benigna que aparece a medida que se envejece, pero que no se trata de una afección al estado de salud. Por esto, la consulta médica aclarará de qué se trata.

Cuando el cáncer está en una etapa más avanzada, los pacientes suelen referir dolores óseos, en la parte de la columna, que es el primer sitio de metástasis. También manifiestan dificultad para la marcha, incapacidad para orinar y hacer deposición.Cáncer de próstata, el peor enemigo de los hombres ¿y usted está seguro que no lo tiene? 2

  1. Ir un paso más adelante del cáncer:

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, en Colombia, el cáncer de próstata se ha hecho tan común que es la segunda causa de mortalidad por cáncer en población masculina.

Aunque no se sienta ninguna molestia ni dolor, los hombres que están sobre los 50 años deben realizarse un tamizaje que consiste el examen del antígeno prostático específico (PSA) y el tacto rectal. No puede dejar de practicártelas así alguna de las dos te haya salido dentro de los valores normales.

La primera es un análisis de sangre para medir las concentraciones de la proteína PSA, producida por la glándula prostática. Cuando los valores son altos y superas determinada edad, se debe pasar a un diagnóstico.

Entre tanto, con el tacto rectal, a dos o tres centímetros del ano, se puede palpar la glándula en su zona periférica, que es el sitio donde más frecuentemente se produce cáncer. Este examen físico aporta información sobre el tamaño y consistencia de la glándula, y permite detectar alguna anomalía que pueda indicar la enfermedad.

Adicional a estos exámenes, es necesario que aporte datos a la historia clínica para valorar el riesgo particular. Entre esos están los antecedentes de cáncer de este tipo dentro de la familia y otros asociados a su estilo de vida como si es obeso, fuma o ingiere alcohol.

Un antecedente importante es conocer si en la familia hay parientes con los genes BRCA1 o BRCA2, que aumentan el riesgo de cáncer de seno, o si la madre o la hermana han sufrido ese tipo de cáncer, pues el riesgo de cáncer de próstata también se aumenta.

  1. ¿Cómo se confirma si tengo cáncer? 

Ante indicios de una anomalía, se debe realizar una biopsia, es decir tomar una muestra aleatoria del tejido de esa glándula para diagnosticar el cáncer y en qué estado se encuentra.

  1. Cada caso es particular para tratar: 

Un cáncer detectado en estado temprano puede ser manejado con vigilancia, sin necesidad de cirugía y/o radioterapia de entrada.  Aproximadamente cada tres meses se realizará la prueba antígeno prostático específico, el examen físico y la biopsia, según el protocolo establecido por el especialista o la institución. Así es posible aplazar la cirugía y/o radioterapia, o incluso no llegar a necesitarla.

Un cáncer más avanzado, pero localizado en la próstata, puede tratarse con cirugía radical de próstata o prostatectomía o aplicar radioterapia. Ambas terapias son con intención curativa.

En casos más severos con metástasis en otras partes del cuerpo se recurre al bloqueo hormonal para restringir la acción de la hormona testosterona sobre el cáncer. Se puede hacer una castración química con medicamentos o retirar los testículos con cirugía.

  1. ¿Cómo disminuir el riesgo? 

El cáncer de próstata no se puede prevenir, pero se pueden controlar varios factores de riesgo asociados a su estilo de vida que inciden en su aparición. Así, pueden mantener actividad física regular, tener un peso adecuado para su talla,  limitar el consumo de carnes rojas, bebidas alcohólicas y evitar el consumo de cigarrillo.

Un estudio preocupante

A propósito de esta fecha, el año pasado la Cuenta de Alto Costo (CAC), presentó el informe sobre esta enfermedad en la población atendida en el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) en Colombia encontrando que había reportados, con corte a enero de 2018, 31.547 casos de cáncer de próstata y que de estos, 3.094 casos nuevos se reportaron entre 2017 y 2018.

De esos casos nuevos, apenas 18 fueron in situ, es decir que se detectaron en la etapa más temprana y su tratamiento fue más fácil. Mientras que entre enero de 2017 y enero de 2018 se reportaron 1.739 personas fallecidas a causa del cáncer de próstata, cifra ésta que viene en aumento.

Según el informe, 73 años es la edad media en los casos prevalentes y los 69 años es la edad media en los casos nuevos. Al mirar la concentración de los casos de cáncer de próstata según régimen de afiliación, un 74% se concentraba en el contributivo, 19,5% en subsidiado y 6,5% en otros. En cuanto a los tratamientos en los casos nuevos reportados, un 38% utilizó la quimioterapia, un 23% la radioterapia y un 26% la cirugía.

Es importante tener en cuenta que las pruebas de detección tienen el objetivo de descubrir cáncer antes de que se presente algún síntoma. Para algunos tipos de cáncer, las pruebas de detección pueden ayudar a encontrar cánceres en una etapa inicial cuando probablemente sean más fáciles de tratar.

Descubrirlo cuanto antes, el secreto

Frecuentemente se puede encontrar el cáncer de próstata en sus etapas tempranas mediante el análisis del antígeno prostático específico en la sangre de un hombre, pero también se puede encontrar temprano durante un examen digital del recto o tacto rectal. Si los resultados de una de estas pruebas son anormales, se realizan pruebas adicionales para saber si un hombre tiene cáncer.

Si se encuentra cáncer de próstata mediante las pruebas de detección probablemente el cáncer estará en una etapa más temprana y más tratable que la etapa de un cáncer que no hubiese sido detectado precozmente con estas pruebas.

Los factores de riesgo asociados al cáncer de próstata y que pueden ser modificables incluyen:

  • Alto consumo de carnes rojas y productos lácteos
  • Sedentarismo
  • Peso inadecuado / obesidad
  • Consumo de alcohol
  • Exposición a contaminantes químicos

Signos y síntomas del cáncer de próstata:

  • Dificultad para orinar
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Dolor al eyacular u orinar

Factores De Riesgo

Los factores que pueden influenciar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata incluyen:

Edad:

El riesgo de cáncer de próstata aumenta dramáticamente con la edad. La mayoría de los pacientes son diagnosticados con la enfermedad son mayores a 50 años.3Para más información sobre la relación entre la edad y el cáncer, refierase a la sección de Mutación.

Historia familiar de cáncer de próstata:

Sí es posible heredar genes disfuncionales que llevan al desarrollo de una forma familiar de un tipo de cáncer particular. Individuos con un historial familiar de cáncer de próstata están por lo tanto en un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad. El grado de riesgo depende del tipo de pariente afectado. Por ejemplo, el riesgo es mayor si un miembro de la familia inmediato ha sido diagnosticado con cáncer de próstata.4Mientras más estrechamente relacionados esté un individuo relacionado con alguien que tiene cáncer de próstata más probable es que compartan los mismos genes que predisponen al individuo afectado. El riesgo aumenta con el número de parientes afectados.

Estudios han relacionado varios genes que aumentan la susceptibilidad al cáncer de próstata en diferentes ubicaciones dentro del genoma.5El mecanismo por el cual estos genes conllevan al cáncer es, sin embargo, poco conocido.

Los hombres Afroamericanos tienen la mayor incidencia de cáncer de próstata en los Estados Unidos. Los índices de supervivencia del cáncer de próstata dependen mucho de en qué etapa es detectado el cáncer. Comparado tanto con hombres Euroamericanos e Hispanos en los Estados Unidos, los hombres Afroamericanos son más propensos a ser diagnosticados en etapas más avanzadas. Las razones de esta diferencia entre los grupos étnicos es aún poco clara. Dichas diferencias pueden deberse a una combinación de factores genéticos, medioambientales y/o sociales.6

Factores de la Dieta

Es muy difícil identificar artículos en una dieta que causen un cáncer en particular. Los estudios indican que muchos factores en la dieta influencian el cáncer de próstata. Se ha sugerido que una dieta rica en productos lácteos y carne puede estar asociada a un riesgo mayor, mientras que una dieta rica en pescado y productos basados en tomate puede estar asociada a un riesgo menor de desarrollar cáncer de próstata.

Síntomas

Casi no hay síntomas asociados con la etapa temprana del cáncer de próstata. Sin embargo, la mayoría de los casos de cáncer de próstata se diagnostican antes de que los síntomas se desarrollen a través del chequeo. La Sociedad americana del cáncer enlista los siguientes síntomas asociados con la etapa tardía del cáncer de próstata:

  • Incapacidad de orinar
  • Flujo de orina débil o discontinuo
  • Dificultad para empezar o parar el flujo de la orina
  • Micción frecuente, especialmente de noche
  • Sangre en la orina
  • Ardor al orinar
  • Dolor continuo en la espalda, pelvis y parte superior del muslo
  • Si los síntomas persisten, se debe de consultar a un médico. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que estos síntomas pueden ser causados por factores no relacionados con el cáncer de próstata.

*Con información de: Ministerio de salud, Colsanitas, www.cancerquest.com, www.consultorsalud.com.