Una muy acalorada sesión en el concejo #Tolditos7días

Como para alquilar balcón estuvo ayer la sesión de concejo de Villa de Leyva. Resulta que en medio del debate varios concejales le enrostraron acusaciones al presidente de la corporación, Víctor Gamboa, y le ‘destaparon un guardado’ que tenía desde febrero, relacionado con una sanción que le impuso la Secretaría de Planeación por una contravención en una obra que construyó fuera de las normas urbanísticas.

Inclusive en medio del debate hasta salió a relucir la utilización indebida por parte del Presidente de la firma digital del concejal Alejandro García, quien es el vicepresidente del cabildo municipal y hasta le reclamaron por ocultarle información a la comisión de ética de la corporación. Lo cierto es que cuando los ánimos se habían caldeado y parecía que en el recinto se iba a dar su ‘juicio final’, como en el cuento ‘…mirando este asalto, tomó su sombrero y dio un tremendo salto y abriendo la puerta con mano y nariz, se fue dando a todos, noche muy feliz’.

Pero ahora Gamboa, quien llegó al concejo gracias al Estatuto de la Oposición, tras alcanzar la segunda votación para la Alcaldía, tendrá que responderle a la Procuraduría por una queja disciplinaria por haber adelantado en febrero un sesión de control político al Secretario de Planeación, sin declararse impedido, por su conflicto.