Un recorrido virtual por los museos de Tunja

Para celebrar el mes de los museos la Secretaría de Cultura y Turismo de Tunja ha programado para hoy sábado, a partir de las 7:00 de la noche, un recorrido virtual por los museos más conservados de la capital Boyacense.

Pablo Cepeda, alcalde de Tunja y Aida Estella Ochoa, secretaria de Cultura invitan a la Noche de los Museos.
Verdaderas joyas se encuentran adosadas a los muros del pasado en la capital Boyacense Foto: Archivo Boyacá Siete Días 

En un facebook live desde la página de la Alcaldía de Tunja, todos en primera fila podrán disfrutar de las maravillas históricas y ancestrales de esas casonas del ayer maduradas en el tiempo donde reposan elementos de incógnitos relatos y atesorados hallazgos.

Tunja es un relicario de construcciones crípticas en cuyos espesos muros se resguardan relatos, pasado, historia y acontecimientos que aún y pese a estudios e investigaciones, muchos se encuentran inéditos y otros más esquivos y ocultos aún, no han sido revelados.

La Casa Juan de Castellanos, El Claustro de San Agustín, El Museo Arqueológico U.P.T.C, El Museo Casa Cultural Gustavo Rojas Pinilla, El Colegio de Boyacá que fuera el antiguo Convento de la Compañía de Jesús, La Casa Jerónimo de Holguín, El Museo Casa del Fundador, La Casa del Capitán Martín Niño de Rojas, La Casa del Capitán Ruiz Mancipe hoy Centro Comercial Granahorrar, La Casa del Capitán Gómez de Cifuentes hoy Gobernación de Boyacá o Palacio de la Torre, El Claustro de Santa Clara La Real y La Casa del Escribano Don Juan de Vargas entre otras, hacen parte de un inventario de reliquias que se recrean a lo largo y ancho de una imponente villa convertida en museo.

- Publicidad -

Un recorrido virtual por los museos de Tunja 1
Secretaria de Cultura invitan a la Noche de los Museos. Foto: Archivo Particular

El Espanto de la Mano Peluda, La Llorona, El Toque de Ánimas, El Espanto de Inés de Hinojosa, El Perro de San Francisco, El Judío Errante, El Espanto del Sombrerón, El Farol de las Nieves y El Espanto del Panóptico entre otros deambulan por la fría comarca y se confabulan con esa magia que, como la bruma madrugadora, se posa sobre su corpiño cubriendola con un manto de enigmáticos recuerdos.

Pero si por muchos años se ha dicho que Tunja es la ciudad de tesoros escondidos, no hay duda que con la virtualidad y el recorrido imaginario que se hará a través de las redes en esta original celebración, todo o casi todo saldrá a la luz quedando registrado en la memoria de un catálogo tácito de imágenes reveladas en la también oscura noche de la tenebrosa pandemia donde deambula un macabro espanto al que llaman coronavirus.