Así es la vida de una médica que resultó contagiada con COVID-19 en Tunja #LaEntrevista

Mabel Lisette Peñaloza Briceño, una tunjana de nacimiento, que estudió en el Colegio de Boyacá y se graduó médica en la Juan N Corpas, lleva 15 años ejerciendo su profesión, tiempo en el que ha tenido que atender a miles de pacientes, ninguno con coronavirus, pero ella sí resultó positivo para COVID-19.

Durante 9 años y medio la doctora Mabel Lisette Peñaloza Briceño ha trabajado en la Policlínica de Tunja. Foto: Archivo Particular

Ahora ruega a Dios para que ni su hermano con el que vive, ni sus padres, se hayan contagiado. Ella misma nos cuenta su historia.

¿En dónde ha trabajado Usted?

Me he desempeñado en el Instituto del Seguro Social, Saludcoop, Esimed, Clínica Chía, Nueva EPS, Clínica de la Policía e Integral EPS. 

¿Cuánto lleva trabajando en la Clínica de la Policía?

He estado en dos periodos: primero 7 años y ahora llevo 2 años y medio.

 ¿Cómo se entera de que era portadora del coronavirus?

Basados en la fase de búsqueda activa, la epidemióloga de la Clínica de la Policía, la doctora María Fernanda, y el grupo de sanidad de la Policía estaban preocupados por el aumento de casos que se venían presentando y deciden, basados en los lineamientos nacionales del Instituto Nacional de Salud, tomar pruebas a todo el personal asistencial de urgencias y hospitalización de la Clínica de la Policía.

La medica que ya completa seis días de aislamiento, asegura que en la Policlínica les han dado los implementos necesarios para proteger a sus pacientes y protegerse ellos mismos como profesionales de la salud. Foto: Archivo Particular

¿Y ahí se enteró de su contagio?

No. Hicieron las primeras pruebas y todos estábamos asintomáticos, pero de ahí salieron los primeros 9 positivos. Desde luego que ahí se comienza el cerco epidemiológico para buscar a los contactos más estrechos, por eso a los ocho días nos vuelven a tomar la segunda prueba a quienes habíamos salido negativo y seguimos trabajando con medidas de protección, pero más estrictas.

¿Y en esta segunda es donde Usted da positivo?

Sí, ya con la clínica cerrada por el brote, me toman la segunda prueba el viernes pasado y el domingo me reportan que me salió positiva.  Fue la segunda prueba que me tomaron, fue el 22 de mayo y el positivo lo conocí el 25, es un caso nuevo y diferente a las 9 iniciales de la clínica. 

¿Y cuánto cree Usted que lleva con el virus en su cuerpo?

Pues lo que creo es que cuando tomaron la primera prueba ya estaba contagiada, pero hasta ahora comenzaba a desarrollar el virus, es decir que ya llevaría unos 12 o 13 días. 

¿Cómo le cambia la vida el saber que tiene coronavirus?

Es muy duro sabe. Mire que por más que le dicen a uno que en medio de la pandemia hay que comprar todo lo que se llegue a requerir por si nos llegamos a contagiar, hay que estar listos, uno cree que nunca le va a tocar y cuando regresa a casa, luego de conocer el resultado, es cuando se empieza a dar cuenta la cantidad de cosas que le hacen falta. 

¿Y comienza su miedo por lo que viene,
por los síntomas, por la muerte?

Correcto. Sin embargo, sabe que creo que a todos los que hemos dado positivo, lo que más nos atormenta es comenzar a pensar ¿con quién más estuve?, ¿qué toqué?, ¿en dónde estuve?, ¿con quién?, ¿cómo puede impactar esto a mi familia?, ¿cómo va impactar a mis compañeros de trabajo?, ¿cómo pudo haber impactado a mis pacientes?, y eso inquieta mucho, incluso atormenta.

¿Cómo cree que resulta contagiada?

En este momento es la fase más difícil en nuestro departamento, que es la de mitigación, porque el solo hecho de salir a mercar, puede haber sido algún contacto con un compañero de trabajo, en fin. De lo único que sí estoy casi segura es que no creo que haya sido por alguno de mis pacientes, porque todos los que atendí con sospecha de portar el virus, salieron negativos.

¿Y, por el contrario, cree que contagió
a alguno de sus pacientes?

La verdad no lo creo. Nosotros teníamos muy presentes las medidas de protección y a pesar de que la ARL no fue la que entregó los implementos de bioseguridad, los sitios en los que yo trabajo si nos los suministró y creo que no contagié a ninguno de mis pacientes porque tenía todos los elementos, estaba vestida para protegerlos a ellos y para protegerme yo misma.

¿Y en la casa? ¿Y en la calle?

Ese es el peligro, que en la casa; en el supermercado sí es diferente, porque se sale con un tapabocas básico, con alcohol y lavado de manos. Y cuando te confirman el resultado, eso comienza a atormentar, porque se comienza uno a sentir responsable de la sociedad, de la familia.

¿Cómo es el tratamiento, qué le formularon y que se automedica?

En este momento no estoy tomando ningún medicamento ya que soy asintomática. Es que saber que tengo COVID-19 no sirve para saber cómo lo voy a tratar, porque hay que ir actuando de acuerdo a los síntomas; ni antes ni ahora estoy medicada. Aclaro que soy una afortunada al no tener síntomas, pero esa no es la característica de todos los que se contagian, todos los casos son diferentes. 

¿Qué pasa enseguida de reportarle el resultado de la prueba?

Lo primero que hice fue contactar a mi EPS y ahí ya comenzó un proceso del otro lado, es decir como paciente, porque siempre había sido la que atendía al paciente. Luego vino la llamada del Ministerio de Protección Social, luego del grupo de trabajo de la Clínica de la Policía que es donde trabajo, luego se reporta a ARL y espera que me contacten. Falta el apoyo de la ARL, ya que de ellos no tengo ni un solo tapabocas, y de la EPS, que tampoco he tenido ningún tipo de apoyo.

¿Qué EPS y que Administradora de Riesgos Laborales tiene?

Tengo Sanitas y ellos tienen un número para llamar y ahí le piden una información y en mi caso, por ser asintomática, me dijeron que en 48 horas se pondrían en contacto conmigo, pero eso no ocurrió y a estas alturas estoy sin una incapacidad médica, y de la ARL, que es Positiva, tampoco me han llamado a pesar de que ya tienen el reporte. No tengo incapacidad, no puedo salir a una prioritaria para que se legalice mi situación laboral. En fin, ahora soy una paciente.

¿Y entonces cómo está haciendo?

Me dieron el número de un chat para pedir la cita, pero la agenda es larguísima y finalmente me asignaron una cita por intermedio de una conocida y amiga para el jueves pasado: fue una teleconsulta en la que me dieron una constancia, no una incapacidad, sino una constancia de aislamiento y ahora lo que me queda es la duda de cómo va a funcionar el tema de mi incapacidad laboral y cómo será mi situación de trabajo.

¡Y sin incapacidad, no habrá pago alguno,
pero además peligra su puesto!

Desde el momento en el que uno queda aislado no puede salir a ningún lado, y aquí es donde se presenta la situación más grave para quienes también trabajamos como independientes, porque ¿cómo consigue uno dinero si no puede salir a trabajar?, pero tampoco tiene incapacidad médica. En teoría, uno debería recibir el 70 por ciento del sueldo, pero sin incapacidad, esto no se daría. Espero que me aclaren las dudas esta semana que viene. 

¿Qué le han dicho en sus sitios de trabajo?

En la Clínica de la Policía trabajamos por OPS y en la clínica de la Nueva EPS, les envié la prueba positiva y afortunadamente por tratarse de una entidad de la salud entienden que tengo que estar aislada.

Aunque es asintomática, asegura que el encierro y la preocupación de si llegó a contagiar a alguien está presente en su día a día.Foto: Archivo Particular

¿Cómo es la vida en su casa, qué tanto le cambió su diario vivir?

Radicalmente sabe. Trato de estar aislada y no contaminar. Da un poco de miedo, y el día que me enteré del resultado duré hasta medianoche haciendo aseo en los tomacorriente, en lo interruptores de la luz, en las perillas de las puertas, mesas, sillas, toda la loza. Limpié áreas internas y sociales. 

¿Con quién vive y cómo es la convivencia?

Vivo con mi hermano. Estoy encerrada en mi cuarto, afortunadamente tengo un baño privado. Los alimentos me los traen hasta la puerta y si tengo que salir del cuarto, debo limpiar todo mientras los demás permanecen encerrados. La comunicación es a gritos desde mi habitación o a veces tengo que llamar por teléfono a mi hermano que está en el otro cuarto. Mascarilla quirúrgica es la que utilizo, las de tela no sirven, porque si llegara a estornudar contaminaría. 

¿Ya había tenido que tratar o enfrentar
alguna enfermedad tan viral?

El coronavirus es antiguo, solo que esta nueva cepa sí es bastante virulenta. Tuve que tratar a pacientes contagiados con AH1N1 e incluso tuve que verlos morir, porque casi que no depende del tratamiento, sino que es la pelea de las defensas del cuerpo con un virus muy invasivo; en ese entonces trabajaba en la Clínica de Saludcoop.

Permanece encerrada en una habitación en Tunja, en el apartamento que comparte con su hermano, a quien ya le practicaron las pruebas para COVID-19. Foto: Archivo Particular

¿Cuál es su mensaje para quienes aún no se han contagiado?

Mi sugerencia es que nos hagamos a la idea de que todos allá afuera están contaminados y eso hará que nos alejemos de los demás. Desinfectemos cada artículo que toquemos, lavémonos las manos, no toquemos nada ni a nadie de quienes estén en casa hasta que no nos duchemos, luego de regresar a casa, y cambiémonos cada que regresemos de la calle. 

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento para quien da positivo?

Todos los casos positivos debemos estar aislados 15 días y hacer una nueva prueba y si esta llega a salir positiva, debo esperar ocho días más para una nueva prueba. Al cabo de dos semanas, se tiene que hacer una nueva prueba y si esta sigue saliendo positiva, se debe hacer una nueva prueba a los ocho días, hasta que dé negativo: solo hasta ese momento se puede volver a salir, pero eso sí, manteniendo todas las medidas como si no le hubiera dado, como si no se hubiera infectado. Después de haber superado el virus, se debe ser muy juiciosos, porque puede haber una recontaminación.

¿Qué come? ¿Cómo cambió su alimentación?

Para el caso de la alimentación lo más importante es consumir abundantes proteínas, huevos, jugos y frutas con vitamina C y vitamina A. Mucha agua, comida sana y tratar de hacer algo de ejercicio. Eso, sumado a protegerse del frío y ya.

¿Y la salud mental cómo influye?

Eso es muy importante. Es urgente que las EPS se enfoquen en este tema, esto es muy duro y necesita que le presten atención. 

¿Qué ha sido lo más duro?

Me he tenido que alejar de mi familia, ese par de padres míos no han dejado de llorar, afortunadamente soy una mujer soltera y sin hijos. Mis padres son adultos mayores y están sufriendo mucho, y lo que estoy rogando es que no se hayan contagiado, ni ellos, ni mi hermano, ya que tuve contacto con ellos.

¿Qué ha sabido de la Policlínica, cuándo reabren?

Aclaro que no soy vocera del centro médico, solo sé que ya está desinfectada, porque se hizo todo el protocolo y lo que me han comentado es que solo van a permitir que se regrese a los funcionarios que ya salieron con negativo para que se puedan reintegrar a labores, los otros 11 seguiremos en aislamiento y la clínica la estarían reabriendo la primera semana de junio. Repito, esto es solo lo que se ha dicho, pero quienes deben confirmar o referirse al tema son los directivos. La Policía tiene un excelente grupo de COVID-19 y le están dando un muy buen manejo. 

En la primera prueba que le aplicaron, por hacer parte del grupo de profesionales de la salud en el que se identificó un brote que contagió a nueve integrantes, a ella le salió negativa, pero ocho días después dio positivo. Foto: Archivo Particular

¿Qué servicios prestan en la Policlínica?

Es una clínica de segundo nivel y tiene un amplio catálogo de servicios. La verdad es muy completa y todos los servicios son de calidad: tiene 11 camas hospitalarias, 8 de observación, terapia física, ocupacional, odontología, consulta externa, cirugía, área de rehabilitación, entre otros.

¿Cómo están sus 10 compañeros que también dieron positivo?

Nos comunicamos a diario. Esto ha sido más complejo para unos que para otros. La mayoría, por ejemplo, se ha tenido que distanciar de sus hijos, inclusive bebés de brazos, de toda su familia y están sufriendo mucho porque quieren ver a su mamá y no pueden hacerlo porque están encerrados y no pueden compartir con su padre, con sus hermanos, con su esposo, con su esposa, en fin. 

¿Qué tan importantes son los vecinos en este proceso?

Creo que son fundamentales. En mi caso me ha ido muy bien, pero en otros casos de compañeros hay vecinos que ni si quiera permiten que se acerquen a la ventana, no quieren saber de ellos y eso es muy grave, porque lo que uno necesita es apoyo. 

¿Y cómo puede ayudar uno como vecino, no es mejor tomar distancia?

Esa precisamente es la reacción que puede hacer más daño. Claro que no se trata de mudarse al apartamento del contagiado, pero la gente debe entender que una vez hay un aislado, y que se entera porque llega el grupo de médicos con esos trajes como astronautas, de nada sirve señalarlo o acusarlo.

Un paciente con este virus lo que necesita es ayuda, colaboración para que no vaya a salir de su casa o apartamento. Estigmatizar puede ser peor que si se entiende y ayuda. Las condiciones de todo el mundo son diferentes, son dos semanas en las que lo que necesita es ayuda; por ejemplo, si se ofrece algo de la tienda o el supermercado y yo lo puedo traer, evito que por la necesidad él o ella se vea obligado a salir y contagie a otros.