Detención injusta de Rafael Flechas le costará al Estado 500 millones de pesos

Tras un proceso en el que fue declarado inocente y luego de ser detenido en dos ocasiones entre 2001 y 2003, el Consejo de Estado finalmente ordenó una indemnización en favor de Rafael Antonio Flechas Díaz.

El Consejo de Estado encontró que se encuentra acreditada la vulneración a los bienes convencional y constitucionalmente protegidos al buen nombre y a la honra que sufrieron Rafael Antonio Flechas y su familia. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

Primero en el Tribunal Administrativo de Antioquia condenó a la Nación, representadas en la Fiscalía y la Rama Judicial, a pagarle al excongresista duitamense y a su familia más de 360 millones de pesos. Pero, a esta decisión se sumó la del Consejo de Estado que aumentó esa cifra al hacer nuevamente el cálculo para un valor definitivo de un poco más de 500 millones.

Todo comenzó por allá en 1999, cuando la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia inició una investigación en contra del entonces representante a la Cámara por Boyacá, Rafael Flechas, por el delito de concusión, que llevó a que fuera detenido el 17 de mayo de 2001.

El boyacense renunció a su curul para que la Fiscalía asumiera la investigación y el 21 de septiembre quedó libre por vencimiento de términos. Sin embargo, el 14 de mayo de 2003 la Fiscalía lo acusó y ordenó detenerlo durante cuatro meses.

Flechas entonces decidió limpiar su nombre y demandó a la Nación por la detención injusta de la libertad que sufrió por casi seis meses en el año 2003 y no descansó hasta ser declarado inocente, situación que desde luego venía acompañada de la indemnización. El Consejo de Estado además ordenó a la Fiscalía y a la Rama Judicial dar a conocer esta sentencia como una medida restaurativa en favor del excongresista.