¡Las cosas no van bien frente al COVID-19, y lo peor está por venir! #LaEntrevista

Jairo Mauricio Santoyo, secretario de Salud de Boyacá, se refirió al momento más difícil que ha enfrentado desde que comenzó la pandemia: al reciente cierre de la UCI pediátrica se suma el cierre de la Policlínica.

¡Las cosas no van bien frente al COVID-19, y lo peor está por venir! #LaEntrevista 1
Jairo Santoyo, Secretario de Salud de Boyacá. Foto: Boyacá Sie7e Días

¿Qué es lo que ha pasado en estas dos últimas semanas?

Desde la Secretaría de Salud, debido al conocimiento que se tiene de la pandemia, la instrucción ha sido clara: aumentar la búsqueda del COVID-19 en Boyacá.

¿Y eso se hace exclusivamente con pruebas?

Claro. La orden es tomar muchas más pruebas de PCR (por sus siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa), que son las que se envían al laboratorio del Instituto Nacional de Salud en Bogotá, no solo a pacientes, sino a trabajadores de la salud. Como médico estoy convencido de que es muy importante saber cómo se está comportado la enfermedad.

¿Y eso llevó el incremento de los hallazgos?

Claro, esto ha llevado a que se hayan detectado más casos de COVID en Boyacá. Como es lógico, no es lo mismo hacer las 50 pruebas que veníamos realizando, que tomar 150 como estamos haciendo en este momento. Claro, al tener más volumen de pruebas se iban a incrementar el número de casos, pero aquí hay que hacer un llamado enérgico a la población en general, para que realmente entienda a qué se está arriesgando.

¿Y los resultados que seguimos conociendo
son los de pruebas de hace 15 días?

Nooo. Eso ocurrió al comienzo, en este momento tenemos un estimado de entre 4 y 5 días de diferencia, es decir que los resultados que se entregaron la tarde de ayer, corresponden a pruebas tomadas entre viernes y sábado, seguramente. Al comienzo sí eran 12 o 15 días para conocer los resultados, pero el sistema se modernizó para poderlas tener de esta manera.

¡Las cosas no van bien frente al COVID-19, y lo peor está por venir! #LaEntrevista 2
UCI Hospital San Rafael de Tunja. Foto: Archivo Boyacá Siete Días.

¿Fue tardío el hallazgo en la UCI del Hospital San Rafael?

¿Qué sucedió? Que con esa búsqueda activa que hicimos se logró tamizar a los niños de la unidad neonatal. Niños que inclusive ni siquiera tenían cuadro compatible con coronavirus y ahí fue donde se identificó el brote.

¿Y cuándo reabrirán la UCI neonatal?

Como se identificaron estos nuevos casos de COVID-19 en niños o pacientes que nunca han salido, se determina que efectivamente es un brote al interior de la unidad de cuidados intensivos, neonatal. Y al catalogarse como un brote, se debe dar el cierre de la unidad, para que no ingresen nuevos pacientes hasta que no controlemos la situación y así evitar nuevos contagios.

Según sus cálculos, ¿cuándo reabrirán?

No es de cálculos: hasta que demos egreso al último paciente que allí se encuentre y con prueba de coronavirus negativa.

¡Pero dice el alcalde de Tunja que el 46% de los 13 casos hasta ayer reportados se habían dado en casos intrahospitalarios!

Lo que pasa es que nosotros hemos buscado activamente el COVID-19 en trabajadores de salud y hay mucha gente que puede tener el virus, pero no les dan los síntomas. Lo seguiremos haciendo, así esto nos suba las cifras; la orden del Gobernador es clara y es incrementar y extremar las medidas en favor de nuestros héroes de la salud.

¡Las cosas no van bien frente al COVID-19, y lo peor está por venir! #LaEntrevista 3
Pruebas de Covid-19. Foto: Archivo Particular

¿Cuántas pruebas, por ejemplo, han hecho en el Hospital San Rafael?

En solo el Hospital San Rafael, 403 pruebas: 278 de pacientes y 125 de trabajadores. Han salido 278 pruebas negativas, 13 positivas y uno solo trabajador de la salud, y hasta ayer teníamos a la espera 112 resultados (49 de trabajadores y 63 de pacientes).

¡Es decir que no hay problemas de contagio en todo el hospital!

Noooo. En eso quiero ser muy claro, ya que es injusto con una entidad que está cumpliendo los protocolos y salvando vidas. El problema, que estamos investigando, solo se presentó en la UCI neonatal, que no es un problema minúsculo, aclaro, pero que no se puede generalizar a todo el centro asistencial. Estamos tratando de ubicar el foco de contagio en la UCI de neonatos, pero no es cierto que haya un contagio interno.

¿Cuáles son las cifras de hospitalizados en UCI?

Pues mire usted: hoy, de los 108 casos positivos para coronavirus, apenas 12 están hospitalizados y de ellos solo uno se encuentra en UCI, al igual que tres bebés en la UCI neonatal, y de esos 13 positivos, solo hasta el momento hay un trabajador de la salud.

¿Cómo identificaron los casos en la Policlínica?

Precisamente en esa misma labor que venimos haciendo. Estos casos, los de la Policlínica, son todos asintomáticos y esto nos da muchas más razones para fortalecer nuestros esfuerzos en incrementar el número de pruebas. 

¿Para qué sirven las pruebas rápidas que están haciendo?

Sirven para identificar quién tuvo la infección 10 días atrás, porque lo que identifican son los anticuerpos, pero lo que hace el verdadero diagnóstico son las pruebas de PCR, es decir las de laboratorio.

¡Las cosas no van bien frente al COVID-19, y lo peor está por venir! #LaEntrevista 4
Mauricio Santoyo y Ramiro Barragán visitan hospitales de Boyacá. Foto: Archivo Particular

¡Y arrancó la entrega de equipos para las UCI!

Sí señor. Ayer ya comenzamos en la unidad materno infantil de Tunja (antigua clínica Saludcoop); ya quedaron listas 24 dotaciones en total, entre lo que se tenía, más lo que se entregó. En Duitama entregamos con la Procuraduría 4 equipos para UCI y tres con 5 intermedios.

¿Y en los hospitales regionales?

Entregamos equipos en Tunja, ya había entregado 5 y hoy 9 más, para completar 24 unidades, y tenían 15. Sogamoso dejó 5 equipos de ventilación mecánica, 5 monitores y 3 sistemas de alto flujo. Duitama, 4 ventiladores y cuidados intermedios. Chiquinquirá, ventiladores, 4 equipos de monitoreo y tres sistemas de alto flujo.

¿Y hoy continúa la entrega de estos equipos?

Sí, vamos a estar en Soatá, Chiquinquirá y Moniquirá entregando equipos y mañana jueves lo haremos en Puerto Boyacá.

¿Y solo son equipos médicos?

No. Algo muy importante aquí es que los equipos son apenas el 40 por ciento de una UCI, porque el 60 por ciento es el personal médico como respaldo y por eso estamos articulando la capacitación con estos profesionales.

¡Las cosas no van bien frente al COVID-19, y lo peor está por venir! #LaEntrevista 5
Ramiro Barragán Gobernador de Boyacá y Jairo Santoyo Secretario de Salud Departamental. Foto: Archivo Particular

¿Qué va a pasar con el contagio en Boyacá?

Si no reducimos en contagio, muy posiblemente vamos a tener una demanda que nos va a colapsar el sistema de atención. Hemos tratado de hacérselo entender a la población en general, pero, qué cosa tan complicada. Es increíble que con todo lo que está pasando en el mundo entero y nos cueste tanto entender a lo que nos estamos enfrentando, contra lo que estamos luchando. 

¿Cuál es su mensaje para los alcaldes?

Que por favor nos sigan ayudando para que se logre el distanciamiento social, contener la rápida propagación, que se tengan todas las medidas de bioseguridad para prevenir rápidos y masivos contagios que puedan colapsar el sistema.

¿Y para el alcalde de Tunja específicamente?

Seguir ayudándonos, como lo viene haciendo en ese cuidado de nuestra ciudad capital, continuar el trabajo articulado en pro de contener el avance de la pandemia. 

¿Cómo es su relación con Alejandro Fúneme?

Bien. Cordial y creo que está haciendo un buen ejercicio y la invitación es para que sigamos trabajando articulados: es la única forma de derrotar a la pandemia, en conjunto, y no solo con el alcalde de Tunja, sino con todos los mandatarios, autoridades, pero, especialmente, con la comunidad en general. 

¡Las cosas no van bien frente al COVID-19, y lo peor está por venir! #LaEntrevista 6
Alcalde de Tunja Dr. Alejandro Fúneme en hospital Local de la ciudad. Foto: Archivo Particular

¿Pero se hablan ustedes con él permanentemente?

Pero claro, además de ser él el alcalde y yo el secretario de Salud, somos colegas de profesión. De hecho, ayer en la tarde noche nos reunimos precisamente para engranar procesos y trabajar en decisiones conjuntas. 

¡Se está comenzando a notar una fricción
entre los gobiernos de Tunja y el departamento!

En lo que tiene que ver con salud, que es mi campo, no lo veo así. Se han tomado medidas y decisiones conjuntas para expandir la prestación de servicios y tener la atención para enfrentar el coronavirus.

¿Es decir que para usted las relaciones
entre el alcalde y la Gobernación son las mejores?

Considero que el alcalde Fúneme, por su condición médica, tiene total claridad sobre el manejo de la emergencia y por esto ha venido respaldando todas las decisiones que se han venido emanando desde la Secretaría de Salud del departamento. Ya frente al control de la pandemia, la articulación se ha dado entre la Alcaldía y la Gobernación. Este no es momento de divisiones, pulsos ni roces, eso solo le haría daño al departamento, a la gente.