Cinco casos de coronavirus y dos muertes obligaron el cierre de la UCI neonatal en hospital de Tunja

Todo comenzó el pasado 29 de abril cuando se conoció el primer deceso de un bebé por COVID-19 en el departamento de Boyacá.

Cinco casos de coronavirus y dos muertes obligaron el cierre de la UCI neonatal en hospital de Tunja 1
Servicio Neonatal Hospital San Rafael Tunja. Foto: Archivo Particular

Pero infortunadamente ese no sería el único caso que se registraría en el Hospital San Rafael. Cuatro recientes casos, con un segundo fallecimiento, obligaron a tomar la medida de cerrar la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) neonatal para evitar más contagios de los recién nacidos en el centro médico de la capital boyacense.

Aunque la primera bebita murió casi un mes y medio después de haber nacido en el centro asistencial de Tunja y de tener que permanecer una semana en la mencionada UCI. Algo que llama la atención en la investigación que se viene adelantando es que la primera prueba diagnóstica tuvo un resultado negativo para COVID-19, pero la segunda confirmó el contagio y desde entonces se generó la alerta en el centro médico, que al parecer solo se quedó en eso, en la alarma, una ‘alaraca’ que no sirvió de mucho.

Eso por lo menos es lo que dejan ver las cifras que hasta el domingo pasado, daban cuenta de que otros cuatro bebés habían salido contagiados con el mortal virus en el mismo hospital que depende directamente de la Secretaría de Salud de Boyacá y que acaba de dejar a un segundo recién nacido fallecido por coronavirus.

La situación obligó el cierre indefinido de la UCI neonatal por parte del mismo secretario de Salud de Boyacá, Jairo Mauricio Santoyo Gutiérrez, quien señaló que es una medida radical y obligada para adaptar las medidas necesarias, entre las que se encuentra el seguimiento no solo a personal que labora en esa área, sino a todos los pacientes y demás personas que tuvieron contacto con dicha unidad neonatal, para evitar más contagios.

A su turno el Gerente del Hospital, Yamit Hurtado Neira, aseguró que no se recibirán más neonatos en esa UCI, mientras se esclarece qué fue lo que ocurrió. Los demás bebés que estaban hospitalizados en la UCI fueron aislados desde el fin de semana mientras se termina su tratamiento para ser dados de alta.

En este departamento, en total ya son 108 casos positivos de coronavirus (entre ellos 14 trabajadores de la salud), seis personas fallecidas (entre ellos dos bebés), y 40 recuperados. La preocupación es porque en las dos últimas semanas se dispararon los contagios, se retrocedió en la rigurosidad del aislamiento y los peor es que mientras en Colombia la tasa de letalidad por esta enfermedad está en el 3,6 por ciento, en Boyacá se está por encima: en 4,7%.

“Seis de los 13 positivos, es decir el 46 por ciento de la población diagnosticada por coronavirus en Tunja obedece a casos intrahospitalarios en una institución que es el Hospital San Rafael que pertenece al departamento y por eso vamos a mirar como coadyuvamos y ponemos a disposición de este centro médico las pruebas que hemos adquirido desde la ESE Santiago de Tunja para ayudar con esta tarea de diagnóstico temprano y poder blindar al sector de la salud y desde luego a los usuarios”, aseguró enfáticamente el alcalde de Tunja, Alejandro Fúneme.