Integración comité intergremial – #Pregones – Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez – #Columnista7días

Han pasado cerca de 20 o 25 años, que son los que nos llevan de ventaja, entre otros,  lo del Eje Cafetero, Valle, Antioquia y hasta el de Bogotá, con la paradoja que muchos de sus integrantes son del ámbito nacional y poseen capítulos, regionales o sedes en nuestro Boyacá.

Cada cuatrienio los de turno se rasgan las vestiduras en las entrevistas de campaña para prometer que será una de sus lanzas para afrontar el progreso y desarrollo de nuestras 15 provincias, sus sectores productivos y hasta generar empleos, ingresos, crecimiento y espacios para pasar a la historia y como sello de sus gobiernos; la realidad no ha sido tal.

En Boyacá hemos estado relegados en la toma de decisiones, de asignación de recursos, de ubicación en el alto gobierno por no tener interlocutores válidos, serios, reconocidos y de credibilidad ante las instancias nacionales, para no decir que casi nunca hemos hecho gestiones ante las de cooperación internacional. Y pasan los años y sus dirigentes son inferiores a sus retos.

Nadie pretende que los integrantes de cada gremio o sector dejen de hablar, pronunciarse o figurar… lo que sí deben es pensar y actuar integrados de verdad por objetivos comunes y no imponer sus criterios porque es que somos aquello o lo otro, tenemos más, somos de allá o de acá y lo que es peor ufanarse que tenemos contactos y amiguísimos de fulana y perengano; y la verdad ha sido otra en todos los escenarios y sin ejes estratégicos.

Bienvenido, y pronto, el Comité o Consejo Intergremial anunciado, que nos dará posicionamiento y espacios, oportunidades y pronunciamientos en los momentos y escenarios propicios. No habrá peleas por vocería o representación (por favor), sus estudios serios serán para contexto. Las peticiones serán comunes. La sede será rotatoria, mientras se tiene la propia. Los temas serán unificados. Los intereses serán recogidos y distribuidos para todos. Los canales de comunicación se multiplicarán. Es ahora o no habrá mañana.

El éxito será no depender de los gobernantes o los colores; su credibilidad es YA el eje y reto.