En Tunja se adelanta con éxito la entrega de ayudas humanitarias

– Contenido Patrocinado –

El 20 de marzo del 2020 pasará a la historia de los tunjanos como el día en el que comenzó el aislamiento preventivo obligatorio en la capital boyacense. Desde esa fecha hasta hoy, han transcurrido 49 días en los que hemos permanecido en nuestros hogares para protegernos de este virus inclemente.

En Tunja se adelanta con éxito la entrega de ayudas humanitarias 1
Gestora Social de Tunja, Gisela Rodríguez Bacca, en entrega de ayudas humanitarias. Foto: Alcaldía Tunja

En épocas de pandemia, las redes sociales han dejado ver las dos caras de la moneda: familias que comparten en torno a una buena película o a una cena familiar y por otro lado, personas que por circunstancias de la vida no tienen hoy como llevar el sustento a sus mesas.

Luego  de finalizar una maratónica jornada de donaciones en donde se logró recolectar la cifra de $1.070’214.500 divididos en $415.214.500 donados en dinero para la adquisición de equipos del Hospital Local ESE Santiago de Tunja y $655.000.000 donados en  mercados, el equipo humanitario en cabeza del Alcalde Mayor, Alejandro Fúneme, y la Gestora Social, Gisela Rodríguez,  se reunieron con los entes de control, Personería y Defensoría del pueblo, como garantes de la transparencia en las entregas y de los derechos humanos.

En este encuentro se socializan los listados de quienes han manifestado necesitar estas ayudas y de las bases de datos de Sisben 1 y 2 y se pone en marcha toda una estrategia logística para las entregas de los miles de mercados que han llegado y seguirán llegando a los tunjanos.

A la fecha se han entregado 7.691 mercados en todos los sectores de la ciudad, con un equipo que ha recorrido  la Capital de sur a norte y de oriente a occidente para llegar a  más de  90 barrios pero también, a las  10 veredas del sector rural.

Es una fría mañana en la capital boyacense, Luz Marina Vargas Quijano abre temerosa la puerta de su casa ubicada en el barrio 20 de julio, se encuentra con una gran sorpresa, a su hogar y luego de varios días de angustiosa necesidad, ha llegado uno de los mercados de la Administración Municipal.

“Vivo con mi papa, mis hijas y mi hermano, nos hemos alimentado gracias a que algunas personas nos habían traído alimentos”, con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada logra esbozar una sonrisa y un emotivo “gracias”. La tranquilidad que transmite en su rostro mientras recibe las ayudas, es el pago suficiente para los voluntarios que, sin descanso, recorren cada barrio y sector de la ciudad para entregar estas ayudas. Así como Luz Marina son miles las personas que le agradecen, no solo a la Administración Municipal, sino a todas las personas, empresas y entidades que se sumaron a esta iniciativa.

En Tunja se adelanta con éxito la entrega de ayudas humanitarias 2
Entrega ayudas humanitarias a familias en diferentes sectores de la capital boyacense. Foto: Alcaldía Tunja

Los días avanzan al igual que las entregas y la Personería municipal continúa en su labor, “todo el equipo de la Administración ha hecho una tarea bien importante, nosotros hacemos una tarea de control y vigilancia garantizando siempre que las entregas que se están haciendo lleguen a los sectores en donde la gente realmente necesita. Verificamos y contrastamos las diferentes bases de datos para que podamos llegar a un gran número de personas y evitar que  se repitan las ayudas y todos puedan ser beneficiados” indicó Andrés Villabona, el personero de Tunja.

La labor es ardua y las jornadas extenuantes, sin embargo, el personal no baja la guardia. Voluntarios, Bomberos, Defensa Civil, Scouts, Cruz Roja y personal de la administración municipal, dejan a sus familias y desde muy temprano se equipan con elementos de seguridad para llevar alegría a los hogares tunjanos.

El COVID-19 no ha sido solo un virus que afecta la salud de quienes lo padecen, es una pandemia que ha golpeado la economía de millones de personas en el mundo, a pesar de esto, en Tunja, la Capital que nos Une, no se baja la guardia porque sus ciudadanos conocen el poder de la esperanza y la unión que se mantiene viva en cada uno de sus corazones.