“¿Será que vamos a tomar caldito de celular o sancochito de internet?” — Jorge Luis Velosa Ruiz

Para nadie es un secreto que el mayor defensor del campo y los campesinos ha sido el “Carranguero Mayor”, Jorge Velosa Ruiz, un hombre nacido en Ráquira – Boyacá, hecho a pulso a través de sus luchas en defensa por la valoración de nuestras costumbres y puesto en sitial de preferencia por varias generaciones que han visto en su música y su legado una valiosa enseñanza llena de encanto y sabiduría.

Maestro Jorge Velosa Ruíz. Foto: Boyacá Sie7e Días

En diálogo con Boyacá Sie7e Días el juglar expresó su admiración hoy más que nunca a los campesinos que sin importar la lluvia, el aislamiento o el contagio tienen que seguir poniendo la cara al sol para labrar la tierra, abastecer las neveras y proporcionarnos el alimento.

Velosa dijo que tanto los campesinos como los camioneros de este país siguen en su labor diaria arriesgando lo que sea arrancándole el alimento a la entraña y llevándolo por las carreteras para que lleguen a los grandes supermercados de cadena y a todas las mesas de los hogares colombianos.

A los campesinos y a los camioneros Colombia les debe mucho en lo social, lo económico, lo cultural y lo educacional, ¿y de ellos quien se acuerda?, ¿Quién ha hecho el homenaje a este sector, pero no con aplausitos, ni llamándolos “héroes” sino brindándoles las verdaderas condiciones para que sigan ejerciendo su labor?

Agregó que “hoy un atado de cebolla, una papita, una manotadita de alverjas o de fríjol es un tesoro y, ¿quién lo produce?, pues los campesinos y, ¿quién labra la tierra?, los campesinos, ¿o será que vamos a tomar caldito de celular o sancochito de internet?, no señor, eso es con carnita y cebolla”, replicó.

Anotó que por fortuna se encuentra pasando la cuarentena en el campo y añadió, “Ando campaneando pregones para que la Carranga contribuya de alguna manera a la pedagogía, por eso canciones como — El rey pobre — que fue dedicada a los campesinos o — Julia Julia — hecha para los camioneros y transportadores, siguen en auge por ahí por las redes y los niños y las agrupaciones se han dado mañas para grabarlas en unas versiones muy bonitas y hasta para hacer parodias”.

Maestro Jorge Velosa Ruíz. Foto: Boyacá Sie7e Días

Y es que este clásico de Jorge Velosa, de los más célebres de su cosecha, incluido en el primer trabajo de Los Carrangueros de Ráquira en 1980, ha sido interpretado por cientos de agrupaciones en Colombia y el mundo, pero ahora y con el permiso de su autor, Julia Julia tiene nueva letra cuyo contenido advierte sobre los cuidados que hay que tener con la llegada del COVID-19.

La versión está siendo promocionada a través de un videoclip y aparece con el nombre de “Julia la mensajera”, con letra adaptada por Maritza Saavedra y Angélica Ramírez, las voces del Grupo Reverdecer, nacido en el área de Artes de la Fundación Hogar San Francisco de Asís, Hogar Nazareth, un sitio de protección donde habitan  personas mayores en condición de salud severa ubicado en Cogua, Cundinamarca.

A decir verdad las canciones del juglar han tomado más ímpetu que nunca en estas épocas donde a la fuerza hemos entendido el valor de lo que siempre ha estado ahí, pero que por los afanes de la vida y la esclavitud del consumismo hemos desconocido.

Por fin al parecer estamos entendiendo lo que tanto ha pregonado Velosa, el valor del campo y de los campesinos, la importancia de la labranza de la tierra, el cultivo, la lidia de la parcela y en fin, todo ese compendio maravillosamente narrado en las composiciones de este hombre convertidas en la huella misma de la identidad con las que le ha enseñado a tantas generaciones a amar las tradiciones y el oficio de los campesinos que son nuestra única y reveladora esencia.

Pero como en toda conversación con Velosa, nunca puede faltar la copla, el repentismo o una que otra frase picante, el juglar se despidió de las audiencias de Boyacá Sie7e Días  recitando…

“¿Qué sería de nuestra vida sin la mano campesina, que muele de sol a sol para darnos la comida?

¿Qué sería de nuestra vida, ustedes se lo imaginan?

Por eso…“Que vivan los campesinos y que los dejen vivir, que el campo sin campesinos existe sin existir”