¿Qué ocurre con la gerente del Hospital de Chiquinquirá?


El silencio de las noches chiquinquireñas se ha visto perturbado por el cacerolazo que adelanta la comunidad.

¿Qué ocurre con la gerente del Hospital de Chiquinquirá? 1En la noche del domingo, cientos de personas salieron a sus ventanas con ollas y perolas a protestar por la reelección de la gerente del Hospital Regional de Chiquinquirá, Luz Marina Estupiñán.

Aduce la comunidad que el proceso de reelección de la gerente no se hizo en forma transparente, sumado a que “no es alguien humanitario” y no tiene compromiso con la región.

Agrega la comunidad que la atención en salud es muy mala debido a la pésima gerencia. La comunidad de usuarios del Hospital manifestó que sonevidentes los malos tratos de la Gerente para con el personal de salud.

Tanto ha sido el rechazo de los chiquinquireños a la señora Estupiñán, que el 26 de febrero pasado radicaron ante el gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán, un derecho de petición para que fuera destituida, documento que estaba respaldadocon cerca de 1.500 firmas.

Líderes de este procesomanifestaron que nunca recibieron respuesta y que de no ser por la contingencia del COVID-19,realizarían un plantón al frente del Hospital para exigir que nocontinúe en la gerencia la señora Estupiñán.

Se espera que esta noche la comunidad vuelva a hacer un cacerolazo.

Respecto a las denuncias, Estupiñán manifestó que, desde su llegada al Hospital lo que ha hecho es promover la disciplina entre el personal médico y buscar la forma de modernizar el centro asistencial.

“Yo tengo un informe certificado con todos los resultados de la institución” dijo la gerente.

Agregó Estupiñán:Establecí un plan de seguridad y protección al trabajo, garantizando también las condiciones apropiadas para el personal e implementé un modelo de atención logrando un nivel de satisfacción del 87%.

Por su parte, la institución tiene cinco certificados por distintos organismos y, según la gerente, el Hospital ha tenido una recuperación económica de 6.000 a 12.000 millones de pesos para lograr modernizar los servicios y la imagen y, además, ser incluyente.

“La Contraloría vino varias veces a inspeccionar el Hospital y mi calificación promedio es de 4,6 durante estos tres años” manifestó la funcionaria.

En cuanto a la contingencia por el COVID-19, dijo que el Hospital está cumpliendo con todos los protocolos establecidos, y que como gerente no puede garantizar que nadie se contagie.

“Ya conseguí las pruebas rápidas para detectar el coronavirus, como gestión del Hospital para proteger la comunidad y he hecho todo lo humanamente posible para contener el virus en la región”, finalizó la gerente.