El mal uso de los guantes o el tapabocas ocasiona más contagio.

El contacto con cualquier superficie extraña que no esté desinfectada es riesgo inminente para la propagación del virus

El mal uso de los guantes o el tapabocas ocasiona más contagio. 1
Los guantes pueden contaminar los tapabocas. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

Los protocolos establecidos en países, ciudades y departamentos establecen el uso de tapabocas y guantes, sin embargo expertos infectólogos recomiendan el buen uso de estos últimos, o de lo contrario puede ocasionarse aún mayor infección de la que podamos imaginar. A este argumento se sumó la Asociación Colombiana de Infectología, quien se pronunció en ese sentido afirmando que el uso no clínico, genera contaminación cruzada.

En el comunicado expedido por la A.C.I., los expertos señalan que “el uso de guantes solo está indicado bajo algunas circunstancias y para la atención del paciente. Su empleo en escenarios no clínicos como supermercados, transporte público o centros comerciales, genera contaminación cruzada ya que, al tener los guantes puestos, la persona nunca hace higiene de manos y contamina todo a su alrededor”.

En diálogo con algunos medios, el director de la asociación, Alfonso Javier Rodríguez, dijo que tener guantes incrementa el riesgo por la acumulación del virus y el no lavado de las manos. “Nadie se va a lavar las manos con los guantes puestos. La gente tiene una confianza inapropiada en el uso de ellos, piensa que por usarlos no les va a pasar nada” aseguró el director de la asociación.

Agregó que estos elementos se convierten en centro de contaminación a través de superficies, pues el hecho de no lavarlos, hace que se pueda llevar el virus de un lugar a otro. La diferencia está en que con los guantes nadie se lava los guantes, en cambio cuando no los llevamos puestos, nos lavamos frecuentemente las manos como lo indican los protocolos en todo el mundo.

Lo mismo ocurre con los tapabocas, si luego de salir a exteriores y haber tenido contacto con sitios y personas fuera de casa, no desechamos este elemento, sino que lo guardamos y lo reutilizamos para ahorrar algunos centavos, esto es más peligroso que el mismo hecho de no usarlo.

“Los guantes en estos tiempos de pandemia, definitivamente no”, dijo enfáticamente el infectólogo Alfonso Javier Rodríguez, sin embargo en países como España, obligan a la sociedad al uso de los guantes y ésto genera como en todo, una contradicción que en ocasiones desorientan a la opinión.

Guantes o no, tapabocas o no, lo más importante es que cada vez que se tenga contacto con superficies que no estén desinfectadas, nos lavemos las manos con abundante jabón y de la manera correcta para lo cual desde el momento mismo que inicio la propagación del virus, se han publicado cientos de tutoriales, instructivos y hasta canciones y rondas infantiles con mensajes pedagógicos.

De la misma manera la recomendación es para que cuando vayamos al supermercado y regresemos a casa, lavemos la superficie de los alimentos ya que ellos han pasado por muchas manos, como los aguacates que son tocados por todos para saber si están a punto. Las recomendaciones aplican también para la manipulación de billetes, monedas y que decir de los periódicos y revistas que aun llegan a las manos de los suscriptores y se convierten en un agente exponencial de transmisión del virus.