Alcalde de Tópaga aclara el caso de dos habitantes de su municipio con coronavirus #LaEntrevista

El mandatario de esta población de la provincia de Sugamuxi, Álvaro Henry Barrera Díaz, explica qué sucedió con dos mujeres topaguenses que llegaron de Bogotá a Sogamoso contagiadas de COVID-19.

Álvaro Henry Barrera Díaz, alcalde del municipio de Tópaga. Foto: Luis Lizarazo/Boyacá Sie7e Días.

Cuenta, también, las acciones que ha llevado a cabo su administración municipal en esta emergencia sanitaria para apoyar a las familias de menos recursos económicos, el manejo que se le ha dado a la actividad minera y las medidas que ha tomado para evitar que el virus llegue a su comunidad.

¿Cómo es el tema de las dos mujeres de
Tópaga que dieron positivo para coronavirus?

Las dos personas que fueron identificadas este 28 de abril con contagio de COVID-19 son oriundas de nuestro municipio. Es una adulta mayor de 77 años que venía con complicaciones de salud desde hace alrededor de unos seis meses.

¿Qué clase de complicaciones?

A ella le hicieron una cirugía de apendicitis hace unos meses atrás y se le complicó. Hace más o menos unos 24 días la remetieron para Bogotá, donde estuvo hospitalizada. La semana anterior la clínica le dio salida y se dirigieron hacia la ciudad de Sogamoso, porque ellas tienen un apartamento allá. De hecho, antes de que ocurriera esto ella ya vivía allá por su condición de salud.

¿Cuándo presentaron los síntomas de coronavirus?

Después de que llegaron a Sogamoso, pasados unos dos días tuvieron la sintomatología asociada. Ellas mismas tomaron la decisión de asistir a la institución de salud, donde le fueron tomadas las muestras, que fueron confirmadas el martes por el Instituto Nacional de Salud.

¿Cuánto hace que estas dos mujeres no van a Tópaga?

Después de que viajaron a Bogotá, hace 24 días, ellas no han arribado al municipio en ningún momento.

¿Entonces el contagio se produjo en Bogotá?

Sí, es lo más lógico, porque Bogotá en este momento es el foco y más en una institución de salud donde hay muchas personas enfermas. Lo más probable es que se hayan contagiado allá las dos.

¿Quién es la otra paciente contagiada?

Una joven de 27 años, acompañante de la adulta mayor, familiar, que fue la cuidadora de ella en esa clínica. Obviamente las dos tuvieron alguna exposición allá, lo que nos hace entender que fueron contagiadas en Bogotá. Ellas llegaron a Sogamoso y se fueron directamente a su apartamento, y nunca arribaron al municipio de Tópaga.

Tópaga es un municipio de la provincia de Sugamuxi, con 3.697 habitantes. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días.

¿Qué protocolos ha adoptado su administración
al conocer que ellas son de Tópaga?

Inmediatamente supimos que a ellas les tomaron la prueba, al siguiente día iniciamos el cerco epidemiológico para identificar quiénes de los familiares posiblemente tuvieron contacto.

¿Y ya identificaron a esos familiares?

Sí, son dos personas que ya se tienen en control permanente. Todos los días, cada tres horas, se les hace una llamada por parte de la ESE Centro de Salud para preguntarles qué sintomatología presentan. Hasta el momento ninguno ha presentado sintomatología que esté asociada a COVID-19.

¿Desde que se inició la cuarentena,
qué medidas ha tomado la Alcaldía?

Nosotros tenemos implementado el toque de queda desde las 8:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana, pero este 29 de abril envié para su revisión y aprobación un decreto al Ministerio del Interior, con el que ampliamos el toque de queda de 5:00 de la tarde hasta las 6:00 de la mañana.

¿Implementó el pico y cédula para que
la población pueda hacer sus compras?

Sí, mediante decreto se implementó el pico y cédula, y hemos venido haciendo el control el domingo, que es el día de mercado en el municipio.

Templo de Tópaga, donde se venera la imagen de San Judas Tadeo. Foto: Boyacá Sie7e Días

¿El domingo el pico y cédula es por horas
para la plaza de mercado?

Sí, aquí tenemos desde las 6:00 de la mañana hasta las 10:00 de la mañana, y cada hora hay turno para cada tres números. No dejamos el mismo número todos los domingos a la misma hora, porque a las 10:00 de la mañana ya no se encuentra mercado bueno. Entonces lo que hemos hecho es rotar para que todos tengan la posibilidad de abastecerse cada domingo.

¿Ha habido desabastecimiento de alimentos
o especulación de precios?

Al inicio del aislamiento tuvimos unos picos altos en los precios de unos productos, pero no escasez. En las primeras semanas sí hubo alguna especulación en algunos productos, sobre todo en la fruta, pero nosotros hicimos el seguimiento y notificamos a los comerciantes de esos productos para que acataran la normatividad y no especularan, o si no se harían acreedores a las sanciones correspondientes. De ahí en adelante hemos venido haciendo un control permanente con la Secretaría de Gobierno en el mercado que se hace los domingos y con los comerciantes de las tiendas de barrio y de abarrotes.

¿Han impuesto sanciones a ciudadanos por no
acatar las normas del aislamiento?

Sí, a la fecha, durante esta cuarentena, se han impuesto 40 comparendos, de los cuales el gran porcentaje ha sido por violación al consumo de bebidas embriagantes.

¿Cómo está controlando la venta de bebidas embriagantes?

Este martes expedimos un decreto que prohíbe el expendio de bebidas embriagantes en unos horarios específicos, porque vimos con tristeza lo que ocurrió en Gámeza. La gente está compartiendo en sus hogares y llevan las bebidas alcohólicas para las casas y allá es donde terminan los problemas.

¿En qué horario no se permite la venta de bebidas alcohólicas?

Desde las 12:00 del mediodía hasta las 6:00 de la mañana del día siguiente. Quisimos imponerlo durante las 24 horas, pero el Ministerio del Interior no nos lo aprobó, entonces tuvimos que dejar un lapso para no ir en contra de los decretos del presidente Duque.

¿Han aumentado los casos de violencia intrafamiliar?

Se han presentado algunos casos de violencia en los hogares, sobre todo en las primeras semanas cuando la gente inició a adaptarse a los cambios. Eso fue lo que nos motivó a presentar este decreto la semana anterior, pero no nos lo aceptó el Ministerio, por eso tuvimos que hacer unas modificaciones en el articulado y ya fue aprobado este lunes. Nosotros hemos estado muy juiciosos haciendo la tarea, con perifoneos, con capacitación vía redes sociales y con visitas a todas las comunidades.

¿Qué ayudas ha entregado la administración municipal a la población?

Hemos entregado ayudas alimentarias a más de 650 familias para que puedan mantenerse en sus hogares tranquilamente. Hemos trabajado de la mano con el gremio minero, porque esta es la economía que mueve el municipio y estas empresas nos trajeron algunos mercados para entregarle a la población cesante, sobre todo a las mujeres que han vivido de labores domésticas, a los maestros de construcción y a los artesanos, entre otros. A partir de este 30 de abril vamos a entregar una nueva ronda de mercados que nos apoya la Gobernación de Boyacá.

¿Han podido cumplir con el pago del subsidio al adulto mayor?

No hemos tenido ninguna complicación hasta el momento. Nos organizamos también dentro de unos pico y cédula, y trajimos a los adultos mayores desde las veredas en los buses del municipio, de a 10 abuelitos en cada jornada, y se siguieron todos los protocolos con la entidad que paga aquí en el municipio. En el momento estamos en el 99,9 por ciento y solo nos faltan dos personas por cobrar, pero es que no están en el municipio y no han podido regresar.

¿Cómo les ha ido con el complemento alimentario para
los niños y jóvenes de los colegios del municipio?

Si no estoy mal, fuimos el primero o el segundo municipio de Boyacá que hizo entrega del complemento alimentario. Al siguiente día que salió la directriz, nosotros ya estábamos al tanto de que eso iba a suceder y fuimos coordinando con el operador, de tal suerte que cuando nos reactivaron el convenio, al siguiente día se hizo la entrega y se atendieron a los 700 estudiantes de las instituciones educativas. A todos se les entregó y a los que no pudieron venir ese día, se les hizo llegar hasta su casa para que pudieran tener su complemento. Ya entregamos la disponibilidad para el siguiente convenio del segundo semestre y esperamos las indicaciones del nivel nacional.

Esta población basa su economía en la minería del carbón, por eso cada año se hacen competencias de destrezas mineras durante sus festividades. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días.

¿Cómo se ha manejado la actividad minera
en esta cuarentena en su municipio?

Los empresarios mineros han acatado nuestras solicitudes y nos han presentado los protocolos que han manejado. La gran mayoría de municipios del noroccidente de la provincia de Sugamuxi son mineros y entre todos hemos hecho un cerco para poder mitigar la emergencia y contribuir para que esta economía no se frene, pero que sea acorde a las directrices nacionales. Tenemos un puesto de control permanente en el sector de Vado Castro, que nos ha permitido restringir el paso vehicular y de peatones.

¿Han hecho desinfecciones en Tópaga?

Sí, compramos los implementos, la maquinaria y los insumos para hacer desinfección en todas las áreas sociales, en parques, en vías, en las fachadas de las casas. Este 29 de abril volvimos a hacer ese proceso en el sector de Vado Castro.

¿Ha utilizado la urgencia manifiesta para
realizar contratos en esta emergencia?

Sí, utilizamos la urgencia manifiesta: compramos el equipo de desinfección, la fumigadora, los tanques y todos los insumos que se requerían. Adquirimos la dotación para el personal del Centro de Salud y se les dotó completamente con batas, gorros, caretas, gafas, guantes y todos los implementos que exige la norma. Adicionalmente, compramos termómetros láser para hacer controles, gel desinfectante, jabón de manos, alcohol, todo lo absolutamente necesario sin salirnos de la normatividad, sino lo que teníamos que hacer por la urgencia para proteger a nuestro personal. Ese material también se está utilizando para la Comisaría de Familia, de tal suerte que, si se requiere alguna intervención, el personal está totalmente dotado con todas las condiciones para poder ir a las viviendas cuando se requiera y garantizar los derechos de los niños, niñas, adolescentes, mujeres y toda la comunidad.

¿Cómo está preparada la ESE San Judas Tadeo para esta emergencia?

Hemos venido recibiendo capacitaciones y vamos a tener para la próxima semana un simulacro en tiempo real para atender un caso de COVID-19, con un simulador que se logró conseguir con un instituto de educación formal. Participará todo el personal del Centro de Salud, los integrantes del Puesto de Mando Unificado y líderes de la comunidad para capacitarlos, de tal suerte que podamos nosotros identificar un Triage (clasificación de la gravedad, sintomatología y problema de salud que presenta un paciente cuando llega al servicio de urgencias y que permite definir la prioridad de la atención) de cualquier caso positivo para darle el trato correspondiente. La idea es capacitar en el uso de los elementos de protección personal a los integrantes de la ESE. Vamos a tener una capacitación con un simulacro de más de 12 horas, en el que atenderemos un caso real con un robot que va a presentar todos los síntomas, desde el inicio del contagio hasta su posterior deceso, para luego disponerlo, como dice la norma, para el manejo de cadáveres en las bolsas.

¿El municipio va a apoyar a los ciudadanos
con el pago de algunos servicios?

Hasta el momento la comunidad ha sido muy juiciosa, muy responsable, y le hemos pedido el favor que nos apoye para que con los recursos que tenemos poder atender con las ayudas de alimentos. Aquí los servicios públicos no son costosos: tenemos una tarifa estándar de 12.000 pesos para el agua. Igualmente tenemos el pago de los subsidios, que ya se le cancelaron a la Empresa de Servicios Públicos para que pueda operar adecuadamente sin ninguna complicación y se les garantice el servicio a todas las personas, independientemente de si tienen alguna deuda. Se reactivó el servicio a quienes no lo tenían y se le está prestando el servicio al ciento por ciento de los usuarios de la empresa.

¿Qué es lo que más le preocupa con esta emergencia
frente a los planes que Usted tenía para su municipio?

Creo que es una preocupación de todos los alcaldes, porque este tema del COVID hasta ahora está comenzando y nos preocupa que no se pueda activar rápidamente lo que teníamos planeado. Estamos en jaque porque no nos ha llegado el documento de distribución de los recursos que vamos a tener en el Sistema General de Participaciones. En este momento todos los alcaldes estamos en un limbo porque no nos llegó sino un documento de cinco onceavas y estamos a la espera de las otras seis a ver qué va a pasar, si nos va a reducir el presupuesto o nos va a aumentar. Estamos en un limbo para la formulación del plan de desarrollo, porque todo va acorde con presupuesto, pero a esta fecha realmente no sabemos qué presupuesto tengamos.

¿Lo que han invertido en el manejo de la COVID-19 de dónde ha salido?

Los recursos que se han invertido hasta el momento hacen parte de lo que teníamos dispuesto para ayuda humanitaria, para los convenios con la ESE, para el manejo del PIC (Plan de Intervenciones Colectivas), y de ahí hemos balanceado la circunstancia. Esperamos que ojalá esto no afecte mucho y que los presupuestos no se vayan a bajar desde el nivel nacional para que nosotros podamos dar continuidad a lo que teníamos proyectado.