Decretos, estancamiento e ineficiencia – Juan Daniel Angulo Argote – #ColumnistaInvitado

En una entrevista le preguntaron a un funcionario público danés: ¿por qué Dinamarca es el país más transparente del mundo? ¿cuál es el secreto? Su respuesta fue muy simple, no necesitamos saber de física nuclear, el gobierno no pierde su tiempo en crear decretos, la esencia de nuestra política pública “el interés nacional por encima del particular”.

Está demostrado en los recientes indicadores mundiales, que los Estados que solo se dedican a generar decretos, se sumergen en el estancamiento e ineficiencia, desde lo económico, social y ambiental.

Los recientes indicadores mundiales ubican a Colombia en un lugar a la medida de los decretos. Por ejemplo: en el índice atractivo de inversión en minería y exploración 2018, nos ubicaron en el puesto 48, hoy retrocedemos al puesto 56 de 76 participantes.

El fundamento de ese gran problema: no existe una línea base socioambiental en el territorio nacional para zonificar y planificar el ecosistema. Hoy es páramo, mañana un decreto dice que no lo es.

Por otra parte, tenemos el reciente índice de percepción de corrupción 2019, donde el mejor ubicado en América es: Canadá (12), seguido por Uruguay (21), Estados Unidos (23), Chile (26), Costa Rica (44), Cuba (60) y Colombia (96).