Salir a hacer deporte en medio de la pandemia ¿una medida tomada a la carrera? #Editorial7días

“¿Cómo irá todo bien si tanta gente me llama para poder salir a correr porque están estresados? En Delia los que corremos somos como 20 personas. ¿Ahora son todos deportistas en Delia? Todos los que quieren correr a dónde van correr, si la última vez que corrieron fue en un campeonato de la escuela primaria? ¿Podemos ser serios?”

La frase, que ya relacionábamos en nuestro editorial del pasado 8 de abril y que corresponde al famoso regaño de Gianfilippo Bancheri, alcalde de Delia, un pequeño municipio del sur de Italia que se hizo viral en el mundo entero por la cantidad de verdades que tenía, vuelve a cobrar relevancia, pero en nuestro país, tras el anuncio del presidente Iván Duque y los detalles entregados anoche por el ministro del Deporte, Ernesto Lucena.

Y es que si bien es cierto que dicha excepción se dará entre las 5:00 y las 8:00 de la mañana, la verdad es que a muchos alcaldes en todo el país no les había caído para nada bien el anuncio, máxime si ahora les dicen que encima del problema que están enfrentando para salvaguardar a sus comunidades, se deben poner a coordinar a su personal de los institutos de deporte y a Policía para que vigilen que los ‘deportistas’ no se vayan a pasar de su rutina, que conserven la distancia de un metro y medio y que puedan salir a practicar su actividad a máximo un kilómetro y medio de su vivienda. ¿Es en serio? se preguntarán algunos.

- Publicidad -

Sí. Es en serio. Esa es la medida tomada como una nueva excepción a la norma del aislamiento obligatorio para que quienes gustan del ejercicio puedan salir del encierro. ¿Y esa jornada de ejercicio no puede ser en la casa, en el apartamento o dentro del mismo conjunto residencial? ¿Cuál es la necesidad de arriesgar tanto, por tan poco? Son las preguntas que muchos, incluidos alcaldes, gobernadores, personal de la salud y desde luego la misma Policía se está haciendo hoy.

Pareciere otra de esas decisiones que se toman desde un escritorio en Bogotá y que para el caso de Tunja, por ejemplo, el Alcalde de una de las capitales con menos casos de contagio en el país, ya le dijo no a esa posibilidad, no solo por el desgaste, sino por el riesgo que genera entre la población y por entender que de un momento a otro, tanto trabajo y tanto esfuerzo para contener el contagio, puede tener una tropezón.

La verdad es que en este momento el mundo entero está muy preocupado por problemas que realmente son relevantes en medio de semejante emergencia por la pandemia, como para que en Colombia se abra un debate de si a partir del próximo 27 de abril, como si no estuviera pasando nada allá afuera, se puede salir a hacer ejercicio. Sí, así como lo algunos lo hacen cualquier día en la normalidad, solo que aquí en medio de una pandemia mundial, esa misma por la que ya completamos 33 días encerrados, esa que ha cobrado la vida de 170 mil personas y que ya ha contagiado a más de 2 millones 553 mil humanos.