Experiencias sin lecciones – Juan Daniel Angulo Argote – #ColumnistaInvitado

Los turnos operacionales y administrativos en el sector minero, tales como: 5×2, 4×4, 14×7, 21×7, 4×3, entre otros, son esquemas de trabajo definidos por cada empresa, cumpliendo el artículo 161 del Código Sustantivo del Trabajo.

Recientemente, la minería de carbón en Colombia nos deja un 8×23; no se trata de un turno, sino de una cifra escalofriante: en 8 días 23 fatalidades en los municipios de: Socha (Boyacá), San Cayetano-Puerto Santander (Norte de Santander) y Cucunubá (Cundinamarca). Es inconcebible y absurdo que en pleno siglo 21 suceda esto.

Hay casos reales de operaciones mineras en Colombia (Cerromatoso) y el mundo, con indicadores de más de 25 años sin fatalidades. Para todo existe excusa, y no es de esperar escuchar “es que”: es carbón, que los gases, es minería subterránea y cuanto argumento alguno. ¿Cuál es la causa de fondo? Todo parte de la misión-visión de las empresas y el Estado; mientras no se implemente la cultura del autocuidado en el ADN minero, no dejará de existir ese fantasma.

“La incertidumbre no es inherente al fenómeno, es culpa de nuestra ignorancia respecto a él”, Julián Ortiz.