Fiscalía aplicó extinción de dominio a un predio de Villa de Leyva

La Fiscalía General de la Nación ocupó con fines de extinción de dominio bienes del exdirectivo de la Universidad Distrital Wilman Muñoz Prieto, quien, según el ente acusador, se apropió irregularmente de cerca de 13.000 millones de pesos.

Una de las propiedades del exdirectivo de la Universidad Distrital era un amplio terreno en Villa de Leyva (Boyacá). Foto: Fiscalía General de la Nación

De acuerdo con la investigación, Muñoz Prieto se valió de su posición en la Universidad y usó para su beneficio la tarjeta de crédito institucional y la cuenta corriente, de la que giró 369 cheques para gastos excéntricos.

Entre los bienes ocupados, avaluados en 5.000 millones de pesos, se destacan apartamentos, oficinas y parqueaderos ubicados en el norte de Bogotá; tres lotes, dos de ellos en Tubará (Atlántico), y uno más en Villa de Leyva (Boyacá) que alcanzaba una extensión de 8.500 metros cuadrados.

Otros de los gastos que hizo el exdirectivo fueron pagos por 188 millones de pesos en tarjeta de crédito y el uso de seis cheques por cerca de 400 millones de pesos para la compra de tres vehículos clásicos y de alta gama. Llamó la atención de las autoridades la adquisición de 11 vehículos de alta gama y clásicos, entre los que se encuentran un Jaguar modelo 74, un Datsun modelo 71, un Porsche Convertible modelo 2004, un par de Mercedes-Benz y una cuatrimoto.

El material probatorio recaudado, y las labores investigativas por parte de un grupo de fiscales, permitió constatar cómo Muñoz Prieto, actualmente privado de la libertad en la cárcel La Picota de Bogotá, se apropió de manera irregular de dinero. Los análisis financieros y contables evidenciaron que el capturado se valió de su posición como director del Instituto de Extensión y Educación para el Trabajo y Desarrollo Humano (Idexud) de la Universidad Distrital.

Muñoz Prieto aceptó los cargos imputados en su contra como responsable del delito de peculado por apropiación por el monto referido y 600 falsedades, e irá a juicio por el delito de concierto para delinquir agravado.

-Publicidad-