Boyacá sigue invicto, pero con varios casos sospechosos por coronavirus

Boyacá sigue invicto, pero con varios casos sospechosos por coronavirus 1

Aumenta la tensión en 19 municipios de Boyacá, en los que se han reportado casos sospechosos de contagiados por COVID-19.

Se trata de los municipios de Soatá, Socotá, Belén, Betéitiva, Monguí, Sogamoso, Duitama, Paipa, Sotaquirá, Cómbita, Tunja, Santana, Moniquirá, Gachantivá, Santa Sofía, Villa de Leyva, Saboyá, Chiquinquirá y Puerto Boyacá, que según el mapa revelado por el mismo Gobernador de Boyacá, es donde se han presentado los casos sospechosos, de los que ya se han enviado las muestras a Bogotá.

- Publicidad -

En total el departamento de Boyacá en los últimos 15 días ha notificado un total de 91 casos sospechosos para coronavirus, de los cuales 52 han sido descartados por laboratorio, incluidos los del Gobernador, el alcalde de Tunja y el Secretario de Salud del departamento.

De esta manera, tanto Ramiro Barragán, como Alejandro Fúneme y Jairo Santoyo, respectivamente, tuvieron que mandarse hacer la prueba tras la confirmación del positivo para el Alcalde de Popayán, con quien compartieron en un evento en el Palacio de Nariño.

Y aunque Boyacá es uno de los pocos en los que no se ha confirmado ni un caso positivo y en el mapa se ve sitiado por los departamentos limítrofes en los que sí se han descubierto ya contagios, se espera que en las próximas horas y días se tenga la respuesta del Instituto Nacional de Salud sobre las 39 pruebas sospechosas.

Desde Boyacá se ha elevado la reclamación hacia el Instituto Nacional de Salud, que anunció ya la habilitación de 23 laboratorios en diferentes departamentos para poder adelantar las pruebas, casi todos en universidades, pero para el caso de esta región no se ha autorizado a la Uptc para que comience los preparativos y alistamiento para realizar las pruebas a esos posibles casos y así poder reaccionar de una mejor manera.

Para este martes se espera que el Gobernador se refiera a esos casos sospechosos haciendo un llamado a la calma, pero eso sí recalcando en la importancia de mantener el aislamiento social y respetando al máximo las horas que restan de simulacro por la vida, pero que empalmarán con el decreto presidencial que comienza  la medianoche y se extenderá durante los próximos 19 días como una especie de toque de queda.