¿Homenaje? o agresión

Las canciones que agreden a la mujer y las que la exaltan como la más bella creación.

Desde luego que existen homenajes muy sentidos que realmente agradan a las mujeres y les hacen sentir lo importantes que son en nuestra sociedad. Muchos hombres de manera sincera les hacen estas manifestaciones.
Desde luego que existen homenajes muy sentidos que realmente agradan a las mujeres y les hacen sentir lo importantes que son en nuestra sociedad. Muchos hombres de manera sincera les hacen estas manifestaciones.

Recientemente, celebramos el Día Internacional de la Mujer y como es costumbre quedaron desabastecidos los lugares de ventas de flores y chocolates, en tanto que en las celebraciones estuvo presente la música como vehículo directo para expresar sentimientos y emociones.

Sin embargo, cabe reflexionar acerca del contenido de esas manifestaciones porque -aunque se supone que se llevan para rendir tributo a la mujer-, al parecer los argumentos de varias de ellas distan mucho de tan ‘fino detalle de coquetería’.

La tradicional creación de Johnny Albino ‘Cosas como tú, que posee algunos rasgos poéticos fascinantes, la compara con una ‘cosa’. Paralelismo nada dignificante para ellas o aquel merengue que dice: ‘te compro tu novia, no voy a regatear el precio ni de pronto el valor…’, da muestras de una clara actitud de falocracia.

La Policía ha tenido que adelantar campañas por el nivel de agresión a la mujer en Boyacá que se relaciona con licor y música.
La Policía ha tenido que adelantar campañas por el nivel de agresión a la mujer en Boyacá que se relaciona con licor y música.

Otras de corte alegre como: “dame tu mujer José, dime cuando me la darás’ es por, demás, una bofetada al género porque en franca lid le propone un hombre a otro que por el dinero que le adeuda y no ha saldado, le tiene que dar a su mujer como pago.

Y qué decir del trillado reguetón que promulgan las estaciones de radio en cuyas letras hay un irrespeto y degradación hacia la mujer, con acento machista y misógino en que, sin sonrojo alguno, se aviva la violencia en contra del mal llamado género débil.

Con el debido respeto a nuestras audiencias hacemos alusión a esta, la frase de una de las canciones de hoy que se escuchan masivamente en las emisoras.

Más detalles, en la edición impresa de hoy.