Otra más para Nairo, pero…

Llegó ayer a las 28 etapas, una clásica, 32 podios y 17 títulos (UCI), que en total le suman 43 campeonatos en su vida deportiva y que convierten a Nairo Quintana en el pedalista más importante de la historia en nuestro país y en el más laureado de América.

Su forma de ser y su extraño gusto por estar cerca de ciertos políticos y en determinados eventos y espectáculos, le han generado unos enconados críticos que de manera injusta cuestionan el rendimiento deportivo de este boyacense, que a sus 30 años ha hecho mucho más de lo que otros ‘ídolos’ en toda su vida.

Y es que para criticar a Nairo se debería evaluar qué hacen otros pedalistas de su nivel, quienes de la misma manera e incluso con más recurrencia prestan su imagen para campañas y comerciales, asisten a eventos y se sientan a manteles con empresarios y políticos.

Aunque parezca difícil de entender, son ‘estrellas’, son la ‘vedette’ del momento, al igual que lo son otros deportistas, cantantes o actores. Eso sí con una diferencia: que los ciclistas están en el promedio de edad más corto para su retiro y que son muy, pero muy pocos los que alcanzan a rondar los 40 años como líderes o capos de sus equipos.

Lo cierto es que, aunque haya quienes tratan de menospreciar los títulos que consigue por estos días, Quintana sigue haciendo historia ganándole a otros grandes, como ayer en el Tour de los Alpes Marítimos, donde derrotó al francés Romain Bardet y al australiano Richie Porte, segundo y tercero respectivamente.

-Publicidad-