Boyacá, productora nacional de comida

El departamento genera cerca del 10 por ciento de la producción nacional de comida.

Cundinamarca, Boyacá, Córdoba, Atlántico, Magdalena y Antioquia, son los departamentos que más producen alimentos en Colombia.
Cundinamarca, Boyacá, Córdoba, Atlántico, Magdalena y Antioquia, son los departamentos que más producen alimentos en Colombia.

De Boyacá salen anualmente para otros 20 territorios del país 6,1 millones de toneladas de alimentos. Según estudios enfocados al sector agropecuario, el promedio anual de lo que se mueve en alimentos entre ciudades es de 64 millones de toneladas.

De estas, 10,1 millones salen a 18 capitales desde Cundinamarca, mientras que Boyacá participa con cerca del 10 por ciento del total nacional. Estas regiones poseen suelos fértiles para el sector agrícola y pecuario, es así que el gremio ganadero se consolida dentro del plan de abastecimiento para Colombia.

Indica el reporte de volumen y participación del abastecimiento por grupos de alimentos en los mercados mayoristas del Sistema de información de precios (Sipsa), que durante la primera quincena de diciembre del 2019 y la primera quincena de enero del 2020, solo en el complejo de servicios del sur de Tunja se comercializaron 7.548 toneladas de alimentos.

Los productos provenientes de todos los municipios con mayor circulación desde Boyacá hacia el resto del país son: frutos, tubérculos, raíces, plátano, verduras y hortalizas, distribuidos en más de 20 departamentos. Sipsa indicó que las frutas registraron un descenso del 25,49%, en tanto que las verduras y hortalizas redujeron sus volúmenes en un 24,84%.

Como resultado de la poca oferta de varios productos, los tubérculos, raíces y plátanos disminuyeron su ingreso en un 24,69%, originado por el menor aprovisionamiento de las papas superior, criolla y betina, además de yuca y plátano hartón.

Algunos expertos de la Región Administrativa y de Planeación Especial (Rape), aseguran que el verano y las heladas llevaron a una disminución notable en la producción de alimentos; a esto se suma que la rentabilidad del campo es baja y los riesgos asociados con la actividad son altos, es decir, el campo está en crisis y es necesario encontrar soluciones.

En nuestra edición impresa de hoy, encuentra los detalles.

-Publicidad-