Trabajadores y niños engañados por el Icbf

Padres de familia de Boyacá siguen sin saber dónde dejar a sus hijos mientras trabajan o estudian.

Madres comunitarias y agentes educativos no saben qué pasará con sus salarios y días de servicio.
Madres comunitarias y agentes educativos no saben qué pasará con sus salarios y días de servicio.

Marchas, plantones y protestas han realizado padres de familia, madres comunitarias y agentes educativos de los Centros de Desarrollo Infantil (CDI) y Hogares infantiles (HI) de Boyacá, exigiendo la reapertura de los servicios para la primera infancia.

Jazmín Báez, madre comunitaria, indicó que pese a todo lo que han hecho no se ha obtenido una solución, pues según las directivas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), ayer iniciarían labores, sin embargo, niños y niñas que se benefician del servicio no pudieron pasar de la puerta porque no había condiciones para retomar las actividades.

“No es justo que el Instituto dé información falsa, porque no nos han llamado para saber quiénes son los operadores ni para firmar contratos: las puertas están cerradas y cerca de 2.000 niños se ven afectados porque 9 CDI y 5 HI siguen sin funcionar”, puntualizó la madre comunitaria.

Johana Alba, madre beneficiaria del servicio, indicó que, a sus dos hijos, de 3 y 5 años, los ha tenido que dejar con familiares y vecinos, sin saber bajo qué condiciones estén, porque trabaja y estudia, lo que le impide estar todo el tiempo con ellos, pero tampoco sabe si los están cuidando bien.

“Desde mitad de enero mis hijos debieron contar con el servicio, pero el Icbf no se preocupa por la primera infancia y nosotros como padres no tenemos más opción que dejarlos al cuidado de terceros, porque no podemos pagar jardines privados ni cuidadores particulares; eso no es justo” expresó Johana.

Más detalles en la edición impresa de hoy.