Investigan la muerte de un policía en confusos hechos en apartahotel de Cómbita

Como Fabio Andrés Malaver Vega, de 31 años de edad fue identificado el policía de la Metropolitana de Tunja que resultó muerto en un extraño episodio la madrugada de este sábado. En el hecho, que se registró cuando el uniformado se encontraba de descanso, hay tres hombres más, al parecer amigos del hoy occiso y tres mujeres, que según una investigación judicial especial harían parte de una red criminal de mujeres que se dedican a seducir hombres en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Santander, para luego hurtar sus pertenencias como ocurrió en este caso.

Las siete personas llegaron hasta el apartahotel ubicado en la vía Tunja – Paipa, vereda San Onofre, jurisdicción del municipio de Cómbita y al parecer, ya en la madrugada las tres mujeres salieron con rumbo desconocido en un taxi.
Sobre las 8:30 de la mañana, uno de los empleados del lugar ingresan a la habitación y hallan el cadáver en el carro de placas KIU-242 en el que habían llegado sobre las 2:00 de la madrugada del sábado, y a los acompañantes al parecer ebrios.
De inmediato se da aviso a las autoridades y al lugar se desplazan unidades de la Metropolitana de Tunja. «Al entrevistarse con el administrador del establecimiento, éste manifiesta que al interior de un vehículo que se encontraba en un garaje, se hallaba el cuerpo de un hombre sin signos vitales», explicó la Metun en un comunicado este domingo.
La institución también añadió que «efectivos de la Seccional de Investigación Criminal Sijin-Metun adelantaron actos urgentes e inspección técnica a cadáver, pudiendo establecer que se trataba de un policial adscrito a la METUN, que se encontraba de descanso; de igual forma, se estableció que el cuerpo no presentaba ningún signo de violencia o maltrato físico».
Y continúa el documento: «las primeras investigaciones apuntan a que el occiso se encontraría departiendo con un grupo amigos en un establecimiento de comercio de la capital boyacense; una vez abandonan el lugar, son abordados por tres mujeres con las que continuaron departiendo en otro lugar. En horas de la madrugada y según información de testigos no formales, las mujeres abordan un taxi ausentándose del sitio».
Y añade: «así mismo, una vez verificada la escena del suceso, se estableció que efectivamente estas mujeres hurtaron las pertenencias de los hombres tales como dispositivos móviles, dinero efectivo, joyas, entre otras; de igual manera, avanzan las investigaciones y se esperan resultados de la valoración y necropsia del occiso, con el fin de conocer las causas de su deceso».