Van 22 quemados con pólvora en la temporada de fin y comienzo de año en Boyacá

Un llamado de alerta a los nuevos alcaldes y demás autoridades para impedir que la cifra de quemados con pólvora siga aumentando, hizo el nuevo secretario de Salud, Jairo Mauricio Santoyo Gutiérrez durante su primer día de labores al frente de esta seccional del gobierno departamental.

La Cifra de Quemados en Boyacá subió
Desde el 1 de diciembre de 2019 hasta el 2 de enero de 2020, se han notificado 22 personas afectadas con algún artefacto pirotécnico, de los cuales 9 son menores de edad.

Y es que desde el 1 de diciembre de 2019 hasta el 2 de enero de 2020, se han notificado 22 personas afectadas con algún artefacto pirotécnico, de los cuales 9 son menores de edad.

Así lo deja ver el reporte del Boletín epidemiológico de vigilancia intensificada de lesiones por pólvora e intoxicaciones por fósforo blanco, emitido por la Secretaría de Salud de Boyacá.
“Ojalá y los alcaldes de los 123 municipios tomen medidas y refuercen la vigilancia a la producción, almacenamiento, transporte comercialización y uso de juegos pirotécnicos y demás artículos elaborados con pólvora durante este puente festivo de Reyes, para no seguir aumentando el número de personas quemadas en Boyacá”, señaló el Funcionario.

La pólvora puede generar pérdida de miembros o amputaciones, heridas abiertas, intoxicaciones, principalmente por la ingesta de elementos elaborados con fósforo blanco, y/o quemaduras de primer grado que presentan un ligero enrojecimiento en la piel; de segundo grado en la que hay ampolla en la piel, y de tercer grado que presentan lesiones en tejidos profundos.

Santoyo además convocó especialmente a los mandatarios de los municipios de: Puerto Boyacá donde se han presentado 5 casos; Moniquirá, Paipa, Sogamoso y Chiquinquirá, cada uno con 2 casos y Busbanzá, Garagoa, Guateque, Güicán Jericó, Panqueba, Pauna, San Pablo de Borbur y Tunja, en donde se ha presentado un caso por municipio; para ejercer acciones de control y prevención en sus localidades, con el fin de evitar más personas quemadas en esta vigencia.

“De las 22 personas quemadas, 15 estaban manipulando, 5 observando y las otras dos vendiendo, estamos muy preocupados porque si esta cifra sigue aumentando, será la más alta de los últimos años y por ello hacemos un llamado, tanto a los alcaldes como a la comunidad, para que tomen conciencia de las implicaciones que tiene el uso de pólvora sin la experiencia para hacerlo”, aseguró Santoyo.

El comportamiento durante las últimas temporadas, ha sido así: en el 2015 se presentaron 23 casos, seguido de la de 2016 con 21, 2017: 16 casos y la vigencia anterior 15 en total.
“Los juegos pirotécnicos son todo un espectáculo, pero como padres y cuidadores tenemos la responsabilidad de no incentivar el uso de pólvora en nuestros hijos. Motivemos que el goce de ésta sea bajo la manipulación de los expertos”, indicó Santoyo.