¿Por seguridad o intimidación?

Unos dicen que lo hacen para asustar, otros que realmente es necesario, lo cierto es que desde la misma Presidencia de la República se dio la orden de acuartelamiento de primer grado para Policía y Ejército con motivo de las marchas programadas para este jueves.

Dicen los uniformados que no es nada del otro mundo, que es algo de trámite y que no habrá “represión, represión y bolillo por montón”, como gritan los manifestantes cuando marchan.

Pero no nos digamos mentiras, hoy cada comerciante en las principales ciudades quisiera tener un grupo del Esmad frente a sus negocios para que los protejan de este tipo de acciones que comienzan como un justo reclamo y terminan en medio del repudiable bandalismo y la agresión.

¿Que los proteja de qué? No hay nada qué temer cuando los mismos líderes de la marcha se han comprometido en que no habrá desmanes y ¡a la gente hay que creerle! Aunque esas mismas palabras las han pronunciado una y otra vez los líderes de la protesta y al final de muchas de estas absurdas y bandálicas jornadas en la que solo se causan pérdidas a los comerciantes, trasnportadores y comunidad en general, se culpa a infiltrados mientras el señor contra el que protestan ni se entera de lo que pasó.

Bienvenida una marcha en la que el pueblo se haga sentir, sin agredir ni causar estragos a sus vecinos y hermanos