Desalojan hogar de paso de Tunja

Con orden judicial fue recuperado el inmueble donde funcionaba un refugio venezolano.

El lugar había sido adaptado por los arrendatarios como hogar de paso para la población venezolana.

La diligencia se realizó ayer por orden del Juzgado Segundo Civil Municipal de Oralidad de Tunja, para entregar el inmueble ubicado en la calle 16 No. 7 – 35 a su propietaria, por incumplimiento en los compromisos conciliados con los arrendatarios.

Además de los incumplimientos al contrato de arrendamiento, la causa fundamental para el desalojo del lugar, fue el riesgo de siniestro que representa la edificación, debido a fallas estructurales en una de sus bases.

“El inmueble tiene serías afectaciones estructurales que por petición de los organismos de socorro deben ser corregidas de forma inmediata porque representan riesgo, no solo para las personas que habitan el inmueble sino para el sector”, expresó Claudia Moreno, abogada apoderada de la demandante.

Al parecer, estos arreglos debían haberse realizado hace varios meses, pero los arrendatarios, quienes en principio tomaron el inmueble con el fin de poner en funcionamiento una escuela de música, no habían permitido realizar las obras, negándose a entregar el inmueble. “Se agotaron todos los recursos legales para que nos devolvieran el inmueble”, indicó Moreno.

El último acuerdo de entrega se pactó entre las partes en un centro de conciliación mediante audiencia realizada el 26 de febrero, en la que se determinó que los ocupantes desocuparían el predio el pasado mes de julio, término que incumplieron.

“Dejaron de pagar el canon de arrendamiento y además, cambiaron la destinación del sitio que nunca se arrendó para hogar de paso. Además, el Municipio nos exigió adecuaciones que ellos no permitieron realizar y el incumplimiento en ejecución de esas obras le acarreó varias sanciones a la propietaria”, dijo la abogada.

Más detalles en la edición impresa de hoy.

Deja un comentario