‘No dijimos nada’

Es noticia hoy la protesta de empresarios, comerciantes, líderes políticos y sindicatos opitas por el anuncio del Gobierno de incluir a la Electrificadora del Huila en un paquete de más de 100 activos de la Nación que serán vendidos.

Los huilenses consideran que esa electrificadora es una compañía sólida, ‘hecha a pulso’ con los aportes del departamento y que tiene destacados indicadores financieros. Los boyacenses, en cambio, por décadas hemos visto vender, entregar, concesionar nuestras empresas y propiedades y, como en el poema de Maiakovski, ‘no dijimos nada’.

Dice el poeta ruso que: “la primera noche se acercan y cortan una flor de nuestro jardín, pero no decimos nada. La segunda noche ya no se esconden y pisan las flores, matan nuestro perro y no decimos nada. Hasta que un día, el más débil de ellos entra solo en nuestra casa, nos roba la luna y, conociendo nuestro miedo, nos arranca la voz de la garganta y porque no dijimos nada ya no podemos decir nada”.

Los boyacenses no dijimos nada cuando el gobierno Gaviria metió a la empresa de Energía de Boyacá en el PPA de Termopaipa y ya no podemos decir nada; no dijimos nada cuando el gobierno de Uribe dividió la Ebsa o cuando le entregó las generadoras de Paipa a una empresa de Caldas y ya no podemos decir nada; no dijimos nada cuando el Gobierno de Santos ‘regaló’ la Empresa de Energía a unos canadienses y ya no podemos decir nada; y no dijimos nada cuando volvieron a vender la Empresa de Energía con utilidades a privados de más de dos billones de pesos y ya no podemos decir nada.

Tampoco dijimos nada cuando el gobierno Pastrana entregó en concesión la doble calzada entre Tibasosa y Briceño, permitiendo un negocio de utilidades multimillonarias a una firma pastusa y ya no podemos decir nada.

De la misma manera, han entregado en concesión los servicios públicos de municipios y ciudades, con lo que se han pensionado alcaldes y concejales y enriquecido privados. Y no podemos decir nada. Ahora no decimos nada de que entreguen en concesión la terminal de transportes de Tunja para generar utilidades a unos privados.

Deja un comentario