Entregaron 62 de las 123 obras inconclusas

Para marzo de 2020 se espera entregar el edificio de la Contraloría de Boyacá en Tunja.

Desde hace mes y medio se reiniciaron los trabajos en el edificio de la Contraloría de Boyacá en Tunja.
Desde hace mes y medio se reiniciaron los trabajos en el edificio de la Contraloría de Boyacá en Tunja.

A lo largo y ancho del departamento ver construcciones sin terminar siendo carcomidas por la maleza ha sido ‘el pan diario’ y ya hacen parte del paisaje al que están acostumbrados los boyacenses.

Es normal ver las obras que hace años se prometieron para las poblaciones y luego, por diferentes motivos, quedaron congeladas en el tiempo y empezaron a denominarse ‘elefantes blancos’. Según el Gobierno departamental, a 31 de diciembre de este año se entregan culminadas 62 de esas obras inconclusas.

“Cuando llegué a la Gobernación encontré 123 ‘elefantes blancos’; nosotros logramos entregar 62 de esas edificaciones”, aseguró Carlos Amaya, mandatario de los boyacenses. Una de esas obras a entregar es la que el Contralor, Pablo Gutiérrez, ha denominado ‘el monumento a la corrupción del departamento’, y se trata del edificio de la Contraloría de Boyacá.

Para marzo de 2020 esperan entregar el edificio de la Contraloría de Boyacá, ubicado en la carrera 9 entre calles 17 y 18 de Tunja. El edificio inició construcción hace más de 20 años y sus obras estaban paralizadas por falta de gestión y recursos.

Mientras se esperaba que el Gobierno departamental destinara recursos para la construcción, la Contraloría estaba pagando arriendo en otros inmuebles, el último de ellos, el edificio de la Lotería de Boyacá, donde el canon de arrendamiento supera los 6 millones de pesos.

Según las estimaciones, para poder culminar el edificio propio se requieren cerca de 8.000 millones de pesos. Con esa inversión se podrá garantizar que los funcionarios de la Contraloría tengan su espacio propio, no tengan que gastar en arrendamiento y, además, no estén hacinados.

Más detalles en la edición impresa de hoy.

 

Deja un comentario