El ‘Bazarte’, en el Pueblito Boyacense

El Bazar de las artes llega a su edición número 20 este fin de semana en Duitama. Buen plan.

La orquesta bogotana ‘La 33’ cerrará la noche del Festival interpretando sus clásicos temas.
La orquesta bogotana ‘La 33’ cerrará la noche del Festival interpretando sus clásicos temas.

El Bazar de las Artes surgió a la par con la idea y la filosofía que movió a su gestor en el año 1992, cuando se propuso hacer un poblado para dignificar la labor de los artistas y estimular las costumbres de los ancestros boyacenses.

El ya reconocido Pueblito Boyacense ha superado todas las expectativas y desde hace aproximadamente 10 años (de los 25 que lleva el proyecto), la afluencia de turismo ha sido arrolladora y los elogios por parte de nacionales y extranjeros no se han hecho esperar.

La filosofía en torno a la cual gira la vida de este pequeño ‘pueblito’ dentro de la ciudad, habla de exaltar los valores de la identidad, el folclor, la gastronomía y el quehacer de los cultores.

Eso es precisamente lo que se representa en el Bazar de las Artes, ‘Bazarte’, que se realiza cada año como el evento más importante dentro de la agenda artística de este lugar.

Bazarte en Pueblito Boyacense
Prendas hechas en macramé se podrán apreciar y adquirir el sábado en el desfile de ‘Las Marchantas’.

Los artesanos, como la reconocida diseñadora Nelly Flechas, quien elabora las prendas con el nudo del macramé, lideran el desfile de ‘las marchantas’ como homenaje a las campesinas que llevan los productos a las plazas de mercado y portan con orgullo el típico pañolón, del que habla en su bambuco ‘El pañolón’ el compositor Raúl Sánchez.

Este desfile se escenificará en la plazoleta Cacique Tundama de este atractivo turístico mañana 2 de noviembre, armonizado por el encuentro de danzas y la puesta en escena de las coreografías tradicionales colombianas de Renacer Folclórico, Proyección Danzaria y el Ballet Ciudad Duitama.

Para el domingo, la jornada inicia con una alborada musical que recorre las callecitas del pintoresco lugar y a donde salen desde las 5:00 de la mañana los vecinos y huéspedes que llegan al evento, para culminar luego en unas mesas improvisadas donde se sirve el tradicional caldo con papa y costilla, muy oportuno a la hora de buscar un buen ‘desenguayabe’.

Disfrute de la nota completa en la edición impresa de hoy.

-Publicidad-