Elecciones en las CAR

Desde este escenario invocamos el buen criterio de los consejos directivos de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) que tienen a su cargo la elección de quienes, a partir del 1 de enero de 2020, ejercerán como autoridades ambientales en el departamento.

Se trata de un proceso que debe cumplirse en todo el país y que en Boyacá compromete a cuatro entidades: Corpoboyacá, Corpochivor, Corporinoquia y CAR Cundinamarca. Su responsabilidad es enorme y sus desafíos de la mayor trascendencia toda vez que deberán enfrentar los retos que conlleva adaptar el territorio a las transformaciones que trae consigo el cambio climático.

Boyacá está rezagada en esta materia. Hoy no se dispone de un diagnóstico departamental consolidado del nivel de vulnerabilidad que tiene la región frente al incremento de lluvias, sequías, deslizamientos, inundaciones y todo tipo de fenómenos asociados a la variabilidad climática, y a los efectos que genera en las dinámicas sociales y ambientales la emisión de los Gases de Efecto Invernadero.

También hay atraso en la descontaminación de ríos y quebradas y en programas efectivos de disminución de residuos, de clasificación de desechos y de reciclaje, entre otros asuntos de vital importancia.

Este panorama motiva la exhortación a los Consejos Directivos de las Corporaciones Autónomas Regionales para que su decisión sea honesta e inteligente y desprovista de intereses políticos.

A las direcciones de las CAR deben llegar profesionales íntegros y técnicos, con formación y experiencia asociada al cargo que van a ocupar. Como lo dijo Gretta Thunberg, la activista sueca en su reciente intervención ante el foro de la ONU: “Si nos fallan no los vamos a perdonar”.

www.entreojos.co
entreojoscolombia@gmail.com

-Publicidad-