Problemas de visión están en aumento

Falta de prevención, sedentarismo y contaminación aumentan el riesgo de enfermedades.

problemas oculares
Asistir a controles médicos de salud visual permite que las enfermedades se detecten a tiempo y se puedan evitar riesgos

La salud visual es una situación que se pierde de vista. “Como el ojo no duele las personas no consultan sino hasta que la enfermedad va muy avanzada”, indica Paola Molina, gerente de la Clínica Oftalmológica de Boyacá.

En sus sedes es común atender a los boyacenses con cataratas, enfermedad de glaucoma o desprendimiento de retina, tres de las afectaciones más graves para la visión.

Por su parte, la Dirección de Promoción y Prevención de la Secretaría de Salud de Boyacá indica que en lo corrido de 2018 las consultas por trastornos de los músculos oculares en un 53%, seguido por conjuntivitis con 23% de las citas y en tercer lugar las alteraciones de la visión y/o ceguera 10%.

Los defectos de refracción, son considerados eventos que proporcionan una alta carga de deficiencia visual y discapacidad, aunque cuando se trata de factores genéticos y hereditarios no siempre pueden ser prevenidos, si pueden ser controlados y compensados, cuando se detectan a tiempo. Según los expertos, las cataratas se atienden en su mayoría a pacientes mayores de 55 años.

La enfermedad es una degeneración de la visión que puede ser corregida con una cirugía que en muchos casos es cubierta por la EPS. El glaucoma es la presión en el ojo, generada por antecedentes como presión alta u otras enfermedades.

El desprendimiento de retina se puede deber a hacer esfuerzos como alzar cajas pesadas, bultos, o incluso leer mientras se está en un carro en movimiento.

También se advierte que la conjuntivitis se ha ‘popularizado’ debido a la contaminación ambiental y a la exposición a la luz y/o pantallas.

A su vez, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el sedentarismo está ligado al aumento de problemas como la miopía. Sin embargo, la OMS no establece un vínculo directo entre esta afección y el uso prolongado de móviles y otras pantallas.

En la edición impresa de hoy, encuentra más detalles.

Deja un comentario