Boyacá piloto en erradicar contaminación

Empresas boyacenses se unen al Mecanismo Regional para adelantar acciones que reduzcan la emisión de gases efecto invernadero. El departamento fue escogido por el Ministerio de Ambiente como ejemplo de erradicación de fuentes contaminantes.

horno descontaminado

Hoy el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, asiste al lanzamiento del mecanismo regional que permitirá la reducción de los gases efecto invernadero en Boyacá.

La estrategia fue planteada por la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, (Corpoboyacá), buscando darle continuidad al proyecto de erradicación de fuentes contaminantes que en años anteriores desarrolló en el Valle del Sugamuxi.

En su momento, la Corporación trabajó con los sectores artesanales de producción de ladrillo y cal, en que luego de implementar el proyecto se redujeron 1 millón 494.000 toneladas de emisiones de CO2, equivalentes a las que se generarían en un periodo de 10 años.

En 2012 se contaba con 603 hornos para producción de cal y ladrillo, como resultado del proyecto de erradicación de fuentes contaminantes se demolieron 150 de esos hornos.

De los 253 hornos restantes de producción de ladrillo fueron cambiados 107 hornos artesanales por hornos de última tecnología que cumplieran con las normas de emisión.

Ricardo López Director de Corpoboyacá
Ricardo López Dulcey – Director de Corpoboyacá

Según Corpoboyacá, esos hornos utilizaban siete toneladas de carbón por horno para un total de 749 toneladas mensuales y hoy esas empresas utilizan un promedio de cinco toneladas de carbón por cada horno funcionando para un total de 435 toneladas mes, lo cual representa una reducción del uso del carbón en un 42%, generando reducción de las emisiones.

Ahora bien, con la sustitución de los hornos nacieron siete empresas que pasaron de producir ladrillos artesanales y hoy son empresas no solo de ladrillo, sino de productos como bloques, adoquines y rejillas.

“Sus propietarios hoy reciben un salario de aproximadamente un millón de pesos mensual, cuando antes de 2012 las ganancias el mes eran de aproximadamente 200.000 pesos”, explicaron en la Corporación.

Con esos resultados se mejoraron las condiciones de la calidad del aire en la región, pasando de 63 microgramos por m3 en 2012 a 28 microgramos por metro cúbico en 2018, lo que significa una reducción del 55%, “muy por debajo de lo exigido por la norma nacional de calidad del aire que es de 50 micro gramos por m3”, aseguran en Corpoboyacá.

Los detalles de esta noticia, los podrá encontrar en la edición impresa de hoy. 

Deja un comentario