Los estragos de los abanicos en el Tour

Aparecieron los vientos que causaron graves estragos entre varios de los ciclistas considerados favoritos al título del Tour, tras la disputa de la décima etapa de la Vuelta a Francia que dejó como ganador al belga Wout van Aert (Jumbo Visma).

El ciclista boyacense Nairo Quintana y el francés y líder de la Vuelta a Francia Julian Alaphilippe tirando del lote puntero en la décima etapa.

Además del extenso trazado y de la fuerte temperatura, los fuertes vientos de costado se convirtieron en otro de los enemigos de la caravana de la ronda gala que tuvieron que superar.

El día arrancó con una escapada en la que estuvieron Tony Gallopin (AG2r), Odd Christian Eiking (Wanty), Natnael Berhane (Cofidis), Mads Würtz Schmidt (Katusha-Alpecin) y Anthony Turgis (Direct Energie).

A falta de 60 kilómetros se produjo el primer susto de la jornada. El viento provocó abanicos que dividió al pelotón en grupos. Ineos se puso a tirar por delante intentando hacer más daño, pero finalmente los corredores se reagruparon. A 33 kilómetros del sitio de arribo, el pedalista francés y líder de la competencia Julian Alaphilippe (Deceuninck Quick Step) provocó una audaz acción que desembocó en un gran corte que sirvió para seleccionar el abanico de aspirantes al título y que dejó grandes damnificados.

Perdieron contacto con el lote puntero, entre los llamados a estar en el podio, el antioqueño Rigoberto Urán (Education Firts), el francés Thibaut Pinot (Groupama FDJ), el suizo Jakob Fuglsang (Astana) y el australiano Richie Porte (Trek Segafredo), quienes a pesar de estar muy cerca de la conexión, no pudieron llegar al grupo de favoritos.

Ampliación de esta noticia en el impreso de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here