Hoy, 16 de julio, es la fiesta de los transportadores

La fiesta más grande en torno a una advocación o santo en Colombia, es la que se celebra con motivo del día de la Virgen del Carmen.

La celebración de la Fiesta de la Virgen del Carmen es una de las más pomposas que se celebran en Boyacá. Incluye desfiles, eucaristía, bendición de vehículos y mucha, mucha rumba.

No en vano esta festividad religiosa se celebra en cuanto sector, vereda, barrio, municipio y ciudad hay en nuestro departamento desde junio y hasta agosto.

Y es que no hay católico que se respete que no lleve en su carro una imagen de la advocación de la Virgen con el niño alzado y el escapulario gracias a su intercesión y protección que se le atribuyen en momentos de peligro.

Es por eso que Boyacá Sie7e Días presenta hoy una selecta recopilación de historias en torno a esta creencia y desde luego al transporte de pasajeros y de carga, especialmente.

16 de julio, un día para referirse por ejemplo a cómo en 1945 el departamento de Boyacá crea la sección de tránsito adscrita a la Secretaría de Gobierno, el 28 de noviembre de 1975, la Asamblea creó el Departamento Administrativo de transito y transporte de Boyacá (DATTBOY), y el 30 de junio de 1983 la Gobernación la transforma en el Instituto de Transito de Boyacá (Itboy).

Pero el Día de la Virgen del Carmen también es propicio para recordar la historia de la imagen que con mucho celo guardan las hermanas Carmelitas en Villa de Leyva y que solo dejan ver entre el 15 y el 17 de julio cada año.

La Virgen del Carmelo, una de las advocaciones más importantes que tiene la Iglesia en Colombia y que está ubicada en un claustro en el municipio de Villa de Leyva, donde hoy precisamente se celebra su fiesta con bombos y platillos, acompañada de miles de feligreses de todo el mundo.

Un especial en el que monseñor Misael Vaca, obispo de la Diócesis de Duitama y Sogamoso, nos cuenta por qué la devoción de los católicos por esta imagen. También un día para recordar el transporte de pasajeros desde sus inicios en las llamadas chivas o piraguas hasta los buses de dos pisos de nuestra época y la evolución a la par de las terminales de transportes que salieron de las plazas principales, para adaptar infraestructuras y servicios acordes a la demanda.

Desde luego que no se podía quedar por fuera el testimonio de por qué Duitama es considerada la Capital Transportadora de Colombia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here