¿Cuál es la mejor opción para el Teatro Suárez?: hay polémica en el Concejo de Tunja

Ahora la polémica en el Concejo de Tunja se vive en torno a la posible concesión del Teatro Suárez. En las sesiones de estudios preliminares del proyecto presentado por la Alcaldía, la balanza está inclinada por el ‘no sabe – no responde’.

El Teatro Suárez de la ciudad de Tunja fue remodelado recientemente, invirtiendo recursos públicos.

En días pasados la Administración Municipal presentó un proyecto con el cual solicita facultades para dar en concesión por un periodo de cinco años el Teatro Suárez, un escenario recién remodelado.

Desde la Secretaría Jurídica y la de Cultura han sustentado la necesidad de la concesión, indicando que la Alcaldía no está en capacidad económica, ni cuenta con el personal idóneo, ni tampoco tiene la capacidad técnica para hacerse cargo de la administración y mantenimiento del escenario.

Las dos secretarias explican que, al entregar en concesión, el municipio recibirá recursos de su explotación sin necesidad de destinar un rubro millonario para el pago de servicios, personal, organización de eventos, y otros costos fijos y variables.

Por su parte en el concejo, los cabildantes han empezado a hacer el estudio respectivo y a dar a conocer sus posiciones frente a la posibilidad de concesionar.

Por ahora solo hay un concejal que abiertamente ha respaldado el proyecto presentado, es el concejal Juan Carlos Borda, quien dio ponencia positiva al documento que ahora está en manos de la totalidad de concejales.

Mientras que Anderson Mendivelso, Rafael Rojas, Yeffer Pinzón, Héctor Sánchez y Alejandro Camargo, han hecho reparos al mismo e incluso varios de ellos han asegurado que no acompañarán la solicitud del alcalde Pablo Cepeda. Los otros once concejales no han mostrado abiertamente su postura ante las facultades que pide el mandatario, y estaría en sus manos la decisión final que se dé en las próximas semanas cuando se haga la votación en plenaria.

El concejal Sánchez indicó que, “desde que se planteó la posibilidad hice mis reparos y pensé que con este nuevo proyecto ya los habían subsanado, pero no fue así. Siguen los vacíos en el proyecto”. Mientras que Mendivelso expresó, “el proyecto no tiene estudio técnico ni de mercado. No sabemos cuánto cuesta su administración, ni tampoco cuánto ganaría el municipio teniéndolo concesionado”.