El corte que asustó a Nairo Quintana en el Tour

A falta de treinta kilómetros para el final de la sexta jornada, que ganó al embalaje el ciclista neerlandés Dylan Groenewegen (Jumbo Vista), el boyacense se vio inmiscuido en un corte y pasó algunos apuros para volver al lote principal la mañana de ayer.

El ciclista neerlandés Dylan Groenewegen (Jumbo Vista) ganó la séptima etapa sobre Caleb Ewan (Lotto Soudal) y Peter Sagan (BORA)

Una necesidad fisiológica le obligó al jefe de filas de Movistar a resguardarse en la parte trasera del lote para luego proceder a realizar un pare.

De repente el grupo aceleró porque en ese instante se lanzó el sprint lo que ocasionó que Quintana y sus acompañantes quedaran en medio de los corredores acompañantes de la caravana.

“Es el Tour y en el Tour uno no se puede descuidar ni un solo momento. Tenía ganas de ir al baño y pude haber llegado así hasta la meta. Finalmente, paramos y se presentó el sprint. En un momento nos empezamos a cortar y quedamos por detrás. Luego llegamos a ese grupito y el equipo siempre estuvo atento para cerrar el corte y por fortuna sin inconveniente”, expresó Quintana, con relación al corte en el que se le vio afectado.

Quintana reconoció la gran atención que le ha prestado su equipo durante todo el Tour y, especialmente, en las últimas dos jornadas. “Agradezco al equipo porque siempre me han cuidado muy bien. En estos días se ha visto como hacen un gran trabajo. Porque algunas veces la gente no lo percibe, pero siempre están ahí para ver que nos haga falta nada”.

Luego del susto retornó la calma y la tranquilidad en las huestes del conjunto orientado por Eusebio Unzué.

Ampliación de esta noticia en el impreso de hoy.

Deja un comentario