Riesgo ambiental: persiste la minería en el páramo de Rabanal

Tras casi un año de peticiones formales de la comunidad rural, se logró evidenciar que hay excavaciones mineras que alcanzan a entrar a más de 600 metros del área protegida del páramo de Rabanal, en Samacá.

La actividad minera en Samacá está afectando las veredas Salamanca, Ruchical, Chorrea y Pataguy.

De forma casual, mientras los encargados del Distrito de Riego buscaban determinar las rutas para renovar la concesión de agua requerida en los campos, se toparon con que no existía control sobre la explotación que se hacía en el subsuelo de los terrenos protegidos.

“Resulta que nadie se había dado cuenta de que los túneles estaban llegando hasta el páramo, porque Corpoboyacá en sus visitas medía sobre tierra y la Agencia Nacional de Minería hacía control a los procesos de salubridad, pero hasta ahí”, refirió uno de los líderes comunitarios del sector.

Ante el riesgo, Jorge Jerez, ingeniero de minas encargado del Distrito de Riego, junto a otros líderes comunitarios de la zona, solicitó ante dichas instituciones, el informe cartográfico que permitiera verificar el alcance de las obras de extracción que se practicaban en el lugar.

De esta manera, en reunión efectuada el 10 de junio entre la comunidad, referentes de Corpoboyacá, la Alcaldía de Samacá, la Agencia Nacional de Minería (ANM) y las entidades de control, entre otros, se concertó que, las entidades ambientales presentarían ocho informes sobre planos que permitieran ver el avance de la minería.

Ampliación de esta noticia en el impreso de hoy.

Deja un comentario