Wikiluna, televisión hecha desde Tunja, por y para los más pequeños

Manejo de cámara, espontaneidad y creatividad, son las principales enseñanzas de Wikiluna, un programa de televisión del Proyecto ‘Aluna Taller Artístico’ que trabaja con 25 menores.

Los pequeños que pertenecen a Wikiluna están aprendiendo sobre teatro, televisión y show musicales.

Esta iniciativa nació hace 18 años, cuando un grupo de niños y niñas hicieron parte de una emisión televisiva por el canal Telesantiago, además de tener cientos de presentaciones de teatro y shows musicales para apoyar a la gente de las zonas rurales de Boyacá y población vulnerable de las ciudades. Por temas de logística se terminó.

Pero este año, Cesar Cruz y Nancy Cruz, decidieron retomar el proyecto, como una forma de trabajo social y desarrollo para la ciudad. Es así como volvieron a crear el magazín, dirigido, coproducido y realizado en asocio con el canal de televisión regional Telesantiago de Tunja. Cesar Cruz, director de Wikiluna, mencionó que hace cuatro meses abrieron la convocatoria para lograr infundir a los pequeños a través de sus apariciones en televisión, los valores de compartir y ayudar a los más necesitados.

Dieron a conocer las directivas, que por ahora se encuentran en el proceso de enseñarles a los menores, el manejo de cámara, libretos, actuación, entre otros. Para lograrlo, cuentan con la dirección de la periodista y docente Nancy Cruz, y el apoyo de un profesor de música y uno de danza.

En medio de sus labores, Wikiluna también quiere unirse a la celebración del Bicentenario, por esta razón, están creando un show de teatro musical para presentarlo a fin de año. Esta presentación tiene como fin, recoger fondos para llevarles navidad a la población vulnerable de Tunja. Por otra parte, Wikiluna se encuentra trabajando con la Arquidiócesis de Tunja para lograr construir una sede física, que les pueda brindar más comodidad y oportunidades de crecimiento.

De otro lado, en conversación con los padres de familia que tienen a sus hijos en Wikiluna, manifestaron estar conformes con los procesos educativos que les inculcan, proyectándolo como un proyecto de vida para sus ‘retoños’. Sandra Liliana Morales y Milena Pino, dos madres de familia, dijeron que luego de ver la convocatoria y de notar en sus hijos el interés por la comunicación, no dudaron en matricular a sus pequeñas en este proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here