Iván Duque le dio un nuevo golpe a Boyacá: Juegos Nacionales no serán en nuestro departamento

El Gobierno nacional le propinó un nuevo golpe al sueño que tenía el departamento de Boyacá de ser la sede de los XXII Juegos Nacionales y VI Paranacionales 2023.

En el salón Gobelinos de la Casa de Nariño, el presidente Duque anunció la próxima sede de las justas.

Así como ocurrió el 20 de abril de 2016, en el gobierno de Juan Manuel Santos, donde Boyacá se quedó con las ganas de organizar las justas nacionales y paranacionales del Bicentenario, de nuevo se repitió la historia.

En aquel entonces, el presidente Santos, agradeciendo los votos conseguidos para su reelección al primer cargo del Estado, decidió entregarle al departamento de Bolívar la sede de las justas, cuando se creía que nuestro departamento sería elegido para realizar el certamen por la conmemoración del Bicentenario. Pero de nuevo, ayer, los boyacenses quedaron con los ‘crespos hechos’, luego de que el presidente Iván Duque, quien al parecer no tiene afectos con esta región y además su caudal electoral en las pasadas elecciones no fue superior al del Eje Cafetero, decidió escoger al Eje Cafetero para la realización de los Juegos Nacionales en el 2023.

“Este ha sido un proceso objetivo y técnico en donde el Eje Cafetero se ha ganado estos juegos gracias al trabajo de todas las instituciones y queremos que esos juegos del 2023 sean los más exitosos de Colombia”, indicó el presidente Iván Duque.

De acuerdo con el director de Coldeportes Ernesto Lucena, fueron cinco los ejes fundamentales que se tuvo en cuenta para la elección de la sede de las justas para el 2023. “Tenemos que destacar el compromiso de la parte política, deportiva y de las ciudades por albergar estos juegos, además en las presentaciones mostraron lo mejor de cada región postulada. Para tomar la decisión de la sede del 2023, el comité técnico analizó la infraestructura, aeropuertos, red hospitalaria, capacidad financiera y rendimiento deportivo que se han tenido en los últimos años”, aseguró Ernesto Lucena, director de Coldeportes.

De nada valieron las visitas que hizo el gobierno seccional, con sus ilustres figuras deportivas, al Congreso, Senado, Casa de Nariño y Coldeportes en procura de que el mandatario de los colombianos se inclinara por Boyacá. “Hay un factor fundamental que creo que influyó mucho en esa determinación y es el aeropuerto. Definitivamente pienso que mientras no tengamos viabilizado un aeropuerto comercial sea en Tunja, en Paipa o Sogamoso no vamos a poder aspirar a conseguir ese tipo de sedes”, señaló Yamit Noe Hurtado, alcalde de Paipa.

Seguramente ahora Coldeportes, como premio de consolación, le dejará a Tunja la sede de la fase final nacional de los Juegos Supérate Intercolegiados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here