(Galería) Primoz Roglic, un fenómeno al reloj: así va el Giro

En medio de una fuerte lluvia, el ciclista esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) demostró una enorme fortaleza para arrasar a sus rivales y ganar la novena etapa del Giro de Italia, una contrarreloj individual de 34,8 kilómetros.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Fue tan sólido el paso que impuso el exsaltador de esquí a lo largo del tramo, que fue el único del lote que logró bajar de la barrera de los 52 minutos al parar las manecillas del reloj en 51 minutos y 52 segundos. Prácticamente, Roglic no tuvo rivales que lo asediaran a lo largo del tramo que, como se esperaba, arrojó grandes diferencias que dejaron a varios corredores damnificados, entre estos al boyacense Miguel Ángel López (Astana), quien cedió 3 minutos y 45 segundos frente al actual líder de la carrera rosa.

López tuvo un día bastante nublado, similar a las condiciones climáticas que se vivieron durante la jornada, pues, además de perder un considerable tiempo y de ceder terreno en la búsqueda del título, sufrió un pinchazo de la rueda delantera de su bicicleta. En los primeros cronometrajes, así como durante gran parte de la prueba, el récordman de la hora Víctor Campenaerts (Lotto Soudal) fue el dominador con 52 minutos 3 segundos. Hasta que llegó Primoz Roglic, quien, entre el último punto de referencia y el ascenso, lo destronó por 11 segundos, ante el desconcierto del sensacional pedalista belga, quien no tuvo otra salida que abandonar la silla caliente.

El magnífico guarismo impuesto por el esloveno, condujo a que varios aspirantes al título sientan que han empezado a reducir las serias pretensiones de alcanzar el título. A unos días de que aparezcan los primeros riscos montañosos, en ese listado aparecen, entre otros, el local Vincenzo Nibali (Bahrain Merida), quien perdió 1 minuto y 5 segundos. Luego aparece Pello Bilbao (Astana) quien tuvo una diferencia de 1 minuto y 43 segundos. En esa misma escala está el inglés Simon Yates (Mitchelton Scott), quien cedió 3 minutos y 11. Un panorama parecido aconteció con el nacido en Pesca y jefe de filas de la escuadra kazaja, López, quien no tuvo fortuna en la extensa y exigente etapa, al sufrir un imperfecto mecánico durante el recorrido, situación que influyó en el rendimiento y su registro fue de 55 minutos 37 segundos. En el primer punto de referencia, en el kilómetro 11.7, Roglic empezó a marcar diferencia importante con sus rivales. Superó por 16 segundos a Yates, por 27 a Nibali y por 57 segundos a López.

Ampliación de esta nota en el impreso de hoy.