La hipertensión cobra vidas en Boyacá: Hoy es el Día Mundial de esta enfermedad

En el Día Mundial de la Hipertensión, la Secretaría de Salud de Boyacá hace un llamado de alerta a los boyacenses por el incremento de los casos. “Los estudios revelan que solo una de cada tres personas no logra mantener su presión controlada a pesar de estar diagnosticados, controlados y formulados con medicamentos efectivos”, indicó Germán Pertuz, secretario de Salud de Boyacá.

El mundo conmemora hoy el Día de la Hipertensión, con el fin de generar conciencia del riesgo de padecerla.

Según la Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión, la falta de estilos de vida saludable incide directamente en la enfermedad, así como los factores hereditarios. En Boyacá, el consumo de bebidas embriagantes, sumado al sedentarismo y la mala alimentación, tienen al 60% de la población hipertensa, de acuerdo con el último estudio realizado por el Hospital San Rafael de Tunja. La investigación advierte, además, que el 78% de la población desconoce las causas de la enfermedad y, por ende, muchos ignoran que la padecen. Al respecto, la Liga Colombiana Contra el Infarto y la Hipertensión, recomienda realizar chequeos permanentes.

“Es importante saber con qué presión bombea nuestro corazón, porque si está por encima de los límites normales se expone a accidentes mortales como un infarto al corazón, derrame cerebral o una insuficiencia renal”, explica Luis Moya Jiménez, presidente de la entidad. Según la Secretaría de Salud de Boyacá, en el departamento el número de pacientes hipertensos en el 2017 fue de 7,2 casos por cada 100 mil habitantes, de 18 a 69 años, cifra inferior a la de la Nación, pero que va en aumento comparada con el año 2016, que fue de 4 casos por 100 mil habitantes.

Esta situación prende las alarmas de las autoridades sanitarias, quienes advierten de la necesidad de tomar acciones preventivas. “Evitar y controlar esta enfermedad, que complica la salud de la gente, la discapacita e incluso la mata, es posible a través de acciones que dependen del autocuidado de las personas”, afirmó Mónica María Londoño Forero, directora de Promoción y Prevención en Salud de Boyacá. Así mismo, los especialistas insisten en el control de la enfermedad para quienes la padecen. “Los pacientes diagnosticados deben seguir las recomendaciones médicas y tomar juiciosamente los medicamentos”, explicó el médico neurocirujano, Gustavo Orlando Álvarez Álvarez.

Lo grave de no prestar atención

Para la Secretaría de salud de Boyacá, el mayor riesgo está en el desconocimiento de la enfermedad y la falta de cuidado, por eso, insiste en las acciones preventivas para evitar riesgos fatales. “Esta enfermedad puede dañar los vasos sanguíneos y provocar derrames cerebrales o trombosis”, refirió Mónica Londoño. La profesional, además, advirtió que, “si se afecta el corazón, a este le resulta más difícil bombear la sangre y ocasiona cardiopatías o infartos de miocardio”. Pero, según la profesional de la salud, las complicaciones también pueden ser renales.

“Si la hipertensión afecta los riñones puede impedir su funcionamiento, es decir, la enfermedad afecta tres órganos fundamentales del cuerpo con secuelas irreversibles y puede provocar incluso la muerte”, indicó Londoño. Por la importancia del chequeo y en conmemoración de la fecha, hoy la Secretaría de Salud dispondrá de puntos de toma de presión en algunas sectoriales de la Gobernación de Boyacá

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here