(Galería) Los Nazarenos de Tunja, una sociedad con 479 años de tradición

Nazareno se les denominaba a las personas nacidas en Galilea, en tiempos bíblicos, donde Jesús pasó la mayor parte de su vida.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

 

En 1604 el sacerdote español Juan de Castellanos era el párroco de Tunja y organizó entonces la primera Semana Santa, la cual era ya tradicional en Sevilla, España, creando así la primera Sociedad de Nazarenos encargada de organizar las procesiones de conmemoración de la vida, pasión y muerte de Jesús, actos que, al igual que hoy, se caracterizaban por su gran pompa y devoción.

En aquel entonces las familias adornaban los pasos con joyas y telas muy finas, encajes e hilos de oro traídos desde España, al igual que las imágenes, aunque otras eran esculpidas en Tunja a mediados del siglo XVI iniciando la Escuela de Arte de Tunja con influencia quiteña y barroca. Las familias desfilaban de Negro en el Centro Histórico de la ciudad. Luego de la muerte de Juan de Castellanos, las hermandades tunjanas se encargaron de organizar las procesiones con cerca de 30 pasos. La tradición se ha sostenido por cuatro siglos: las personas que desean pertenecer al grupo deben pasar por un periodo de escuela, que dura mínimo dos años, en el que un jefe de paso y el comité evalúan si la persona logra cumplir con los requisitos fijados en los estatutos de la Sociedad.

La vestimenta usada por los Nazarenos en las procesiones es una túnica de cuerpo completo, que simboliza el hábito de Cristo, conformada por un cordón o cíngulo a la altura de la cintura, para demostrar disciplina y obediencia y un capirote para cubrir el rostro como signo de humildad. En las túnicas el color blanco simboliza la purificación de los Nazarenos; en las procesiones de liturgia, Jueves, Viernes y Sábado santos, se usa el color oscuro y morado, como signo de respeto y luto. Este año, los 18 cargueros del Paso de la Verónica usarán una túnica negra, con banda dorada y capirote dorado, como símbolo de luto y respeto por la muerte de Jesucristo.

El capirote es la prenda que cubre el rostro del penitente como signo de humildad. “El Nazareno no necesita ser admirado y tampoco ser reconocido en su penitencia”, dice el presidente de esta sociedad, Manuel Montero. Son 24 pasos que hacen procesión por las principales calles de la ciudad desde el viernes anterior al Domingo de Ramos. Se necesitan en promedio 18 cargueros por paso para llevar sobre sus hombros los cerca de 400 kilos que pesa cada anda con su imagen. En la Sociedad de Nazarenos las mujeres cumplen una labor muy valorada, en el diseño y arreglo de las prendas y hoy día también hacen parte de las procesiones. Un año dedican las 320 personas de la Sociedad de Nazarenos en organizar la Semana Santa de la ciudad de Tunja.

Los pasos de la Sociedad de Nazarenos

26 son los grupos que conforman la Sociedad de Nazarenos; cerca de 20 pasos saldrán cada día de la Semana Santa de las principales iglesias de Tunja. Cada grupo alrededor de su paso tiene un jefe, quien es el encargado de ordenar y de lograr la dinámica del grupo que tiene alrededor de 18 cargueros El Viernes de Dolores se realiza la primera procesión con los pasos la Santa Cruz, el Madero a lo Vivo y La Dolorosa. El Domingo de Ramos sale el paso de Cristo Rey. Los días Lunes, Martes y Miércoles santos hacen la procesión entre 15 y 20 pasos. Las andas e imágenes más pesadas son las del paso del Señor del Despojo, el paso de Jesús en el Huerto de los Olivos y El Santo Sepulcro con cerca de 600 kilos. Cada grupo debe encargarse de restaurar el anda y las imágenes. Este año, por ejemplo, el grupo 10, el Paso de la Verónica, invirtió 26 millones de pesos en la renovación del anda. Los Nazarenos reciben recursos de empresas como Veolia y los últimos cuatro años han contribuido La Gobernación y la Alcaldía.