El jazz, de Nueva Orleans a Boyacá

Al parecer no es fácil determinar de manera exacta la aparición y definición del Jazz, pues en los estudios y referencias sobre este género, sus autores no quisieran comprometer mucho sus verdades para no generar polémica.

Todo inició a finales de los 30 cuando ya se empezaban a grabar trabajos discográficos de esta música.

El origen de la palabra jazz no se conoce de manera exacta y según versiones es un término procedente de África Occidental o del argot de la época con el significado de acto sexual. Otros dicen que es derivado de jazmín, perfume preferido por las prostitutas de Nueva Orleans; lo que sí es seguro es que éste término se le adjudico de manera peyorativa a la música negra y después a la música de los blancos.

Los estadounidenses son los que más se han destacado en éste género y podemos mencionar a unos pocos, de los tantos que han aportado a la evolución del Jazz, como el trompetista Louis Armstrong de Nueva Orleans, el saxofonista Ohn Coltrane de Nueva York, Billie Holiday de Filadelfia, el pianista Miles Davis, Charlie Parker, llamado Charlie Bird Parker de Kansas city, el compositor y pianista Duke Ellington y Thelonious Monk, entre muchos otros. Cabe recordar también a Dizzy Gillespie, trompetista que modificó su instrumento buscando un sonido más brillante y único.

En nuestro país se han destacado varias figuras en la interpretación y difusión de esta corriente musical como Lucho Bermúdez, que aunque no fue conoci do por este estilo, si llego a interpretarlo y en sus porros y cumbias no dejan de notarse alguna influencia de esta honda musical. De igual manera Edy Martínez considerado como “la leyenda colombiana de la música latina”, ha sido otro destacado músico que ha abordado estos estilos con distintas fusiones. A ellos se suma el saxofonista bogotano Antonio Arnedo, heredero natural de una familia de músicos costeños, ha logrado permear el jazz en el corazón de los músicos nacionales convirtiéndose en el precursor actual de esta afición entre nuestros nóveles artistas.

Eduardo Betancourt, un intérprete venezolano que se enamoró de Tunja y se ha encargado de hacer escuela en torno al jazz.

El maestro Venezolano Eduardo Betancourt, quien desde hace más de tres años llegó a la ciudad de Tunja y quedó atrapado por la singular belleza arquitectónica de esta comarca, asegura que por ese frío similar al del New York, Tunja es perfecta para alternar los sonidos del Jazz con su imponencia y particular topografía. Dice también que “Normalmente en nuestra cultura latino caribeña, cuando nos hablan de jazz sólo nos figuramos que nos hablan de Swing, cuando la verdad es que nos están haciendo referencia a un género musical que encierra una variedad enorme de subgéneros como el Swing, Funk, el Booge, Blues, el Rythm and Blues el Jazz Rock, el Cool Jazz, o el Latin Jazz”.

El maestro venezolano Eduardo Betancourt compara el clima de Tunja con el de New York y sus características para interpretar jazz.

Aunque en Tunja han existido importantes intérpretes de este ritmo como el desaparecido maestro Javier Fierro, Javier Aguilera, Daniel Martínez, Bernardo Reyes y en la época del di rector cubano Alfredo Chacón se creó en la capital boyacense la primera Big Band haciendo Jazz entre otros ritmos, desde hace 2 años Tunja se convirtió en ciudad representante de este estilo en los escenarios nacionales con el surgimiento de una organización musical llamada Mr. Jazz que busca la enseñanza y divulgación del jazz y sus subgéneros. Dicha escuela está conformada por talentosos jóvenes boyacenses que, de la mano del maestro Eduardo Betancourt, se han embarcado en tan maravillosa aventura con tal aceptación, que en tan corto tiempo de haberse conformado, han sido invitados a festivales de renombre en el país como Villajazzfest, el Festival de Teusaquillo y el Festival internacional Jazz de Bucaramanga.

Si nadie conoce con exactitud el verdadero nacimiento del Jazz lo que si podemos asegurar es que este apasionante ritmo llegó a la capital boyacense para quedarse por mucho tiempo, porque cada día es más grande el surgimiento de músicos intérpretes y seguidores de estas sonoridades caracterizadas por los ataca, el fraseo, el vibrato, su particular acento y la improvisación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here