Los cinco representantes boyacenses que dijeron ‘NO’ a las objeciones que Duque hizo a la JEP

De los 110 representantes que dieron su voto negativo a las objeciones a ley estatutaria de la Justicia Especial para la Paz (JEP), cinco son boyacenses.

Los cinco representantes boyacenses que dijeron ‘NO’ a las objeciones que Duque hizo a la JEP 1
En la noche del lunes, 110 representantes a la Cámara votaron negativo las objeciones de la JEP, contra 44 que aprobaron las mismas.

En la noche del lunes se dio la votación, en la que 44 congresistas sí apoyaron el proyecto del presidente de la República, Iván Duque Márquez.

Según la oficina de prensa del representante boyacense Héctor Ángel Ortiz, electo por el Partido Centro Democrático, el congresista no asistió a la sesión por una incapacidad médica; los otros cinco representantes del departamento votaron negativamente las objeciones. Hay que recordar que el 10 de marzo de este año, el Presidente indicó que había unos reparos a la Ley Estatutaria. Por ejemplo, pedía que se dejara claridad que la reparación a las víctimas estaría en cabeza de las Farc.

También se pedía “claridad sobre el futuro de los exintegrantes de esa organización que cometan delitos extraditables”, decía el documento, en el que solicitaba que entidades como la Fiscalía pudieran adelantar investigaciones contra los exguerrilleros, mientras la JEP tomaba decisiones.

Ante esa situación, algunos congresistas del departamento indicaron que los puntos en que se basaban las objeciones ya habían sido resueltos por la Corte Constitucional, por lo cual era inoficioso que el Congreso volviera a estudiar esos temas. Asimismo, los congresistas manifestaron que puntos como la justicia y reparación para las víctimas del conflicto estaban en riesgo, por tanto, lo que debe seguir es empezar a hacer efectivos los acuerdos.

La votación fue mayoritaria en rechazo de las objeciones y, pese a que algunos grupos políticos hablaron de supuestas presiones por parte del Gobierno nacional para que respaldaran las peticiones de Duque, los boyacenses aseguraron que no hubo presión y que el Gobierno fue respetuoso. De igual forma, el representante a la Cámara Gustavo Puentes Díaz, quien lleva varios periodos en el Congreso, indicó: “por primera vez se ve el respeto del Gobierno y de los funcionarios.

Es ejemplarizante: el gobierno permitió que el Congreso se expresara libremente”. Por su parte, quienes respaldaban la posición de Duque, que fue la bancada del partido de gobierno, Centro Democrático, y una minoría del Partido Conservador, indicaron que, al rechazar las objeciones, las víctimas eran las que no iban a tener claridad sobre cómo se les iba a reparar y proteger sus derechos.

De igual manera, el Partido Centro Democrático indicó que podría existir una vía jurídica para aprobar las objeciones pese al reciente rechazo. Por ahora, el panorama para el Presidente está en manos del Senado, donde se dará el debate después de Semana Santa. Allí pueden negarlas y ‘obligar’ al Mandatario a sancionar la Ley como está o votar positivo y evaluar si se aprueban o necesitan más estudios, aunque la jurisprudencia dice que, al hundirse en una de las dos instancias legislativas, el proyecto no puede ser ‘salvado’.

Representantes boyacenses:

Gustavo Puentes Díaz,de Cambio Radical, aseguró que en el país ya se concluyó el proceso que conllevó a la firma del acuerdo de paz en La Habana y, al reabrir el debate del pasado, es juzgar las decisiones ya tomadas y lo pactado entre el Gobierno y la guerrilla. “Mi NO es la respuesta a la credibilidad en el país y a garantizar con nuestros votos la estabilidad del proceso de paz».

Neyla Ruiz Correa, desde la Alianza Verde, votaron rechazando el informe de las objeciones, y aseguraron desde el Partido que su palabra es respaldar la paz y contribuir a la misma. “Nosotros, desde la provincia de La Libertad, vivimos en carne propia las inclemencias del confl icto armado y por eso estamos de acuerdo con que se cumpla lo pactado”.

Rodrigo Rojas Lara, del Partido Liberal, afirmó: “Voté rechazando las objeciones presentadas por el Presidente, porque el Partido Liberal participó en los acuerdos y consideramos que esos acuerdos deben respetarse”. La bancada liberal también fue enfática en decir que las objeciones no eran por inconveniencia sino por inconstitucionalidad, por ende no eran convenientes.

Wilmer Leal Pérez, del Partido Verde, rechazó las objeciones, según él, porque es un tema ya discutido y considera que en la actualidad el Congreso debe ocuparse del Plan de Desarrollo, que llegue a las regiones y que los acuerdos se cumplan en favor de las víctimas. “Es un compromiso con las víctimas del departamento y dejar atrás el conflicto”.

Héctor Ortiz Núñez, del Centro Democrático, pese a no haber asistido a la sesión, supuestamente por una incapacidad médica, se había pronunciado al respecto de las seis objeciones a la ley estatutaria, en el que aseguraba que el objetivo era garantizar una paz sin impunidad, “que garantice genuina verdad, justicia, reparación y no repetición”.

César Pachón Achury, del Movimiento Mais, aseguró: “Rechazamos las objeciones a la JEP presentadas por el presidente Duque por improcedentes y lesivas al desarrollo de un país en paz”, indicó el Representante, quien aseguró que el objetivo es defender la JEP, porque lo pedido por Duque ponía en riesgo la justicia transicional, la verdad y la reparación de las víctimas que dejó el conflicto armado.