Veedores denuncian mala calidad de trabajo en sendero ecoturístico del páramo de Ocetá

Compartir:

A menos de dos meses de haber sido inaugurado el sendero ecoturístico del páramo de Ocetá, ya se ven daños en las obras y los veedores de estos trabajos aseguran que la madera que se utilizó no cumple con los parámetros mínimos de calidad.

340 millones de pesos se invirtieron en la construcción de un sendero ecoturístico en el páramo de Ocetá.

Según está denunciando Ignacio Álvarez, uno de los veedores del municipio de Monguí, el contrato aún no ha sido liquidado, por lo que ellos le solicitaron al Concejo Municipal que no permitiera que se le dé visto bueno al contrato hasta tanto se cumpla con lo prometido.

Por su parte, José Ricardo López Dulcey, director de Corpoboyacá, indicó que si bien es cierto el tema de calidad de la madera tiene que ser revisado por la interventoría, los daños deben ser rechazados, puesto que al momento de la inauguración el pasado 2 de febrero se corroboró que estuvieran en buen estado. “El puente roto es por una patada, y en ese sentido no se puede exigir calidad, sino se deben rechazar los actos vandálicos” sostuvo López Dulcey.

Ante la terminación del contrato, el próximo martes 26 de marzo el páramo será visitado por la Corporación, constructor y el municipio para pasar el informe sobre los detalles pendientes y los puntos incumplidos del contrato.

Hay que recordar que la obra tuvo un costo de 340 millones de pesos, que en su mayoría fueron invertidos por Corpoboyacá, y fue contratado por la Alcaldía de Monguí, desde donde también indicaron que se hará la visita para revisar los daños. Asimismo, se habla de algunos grafitis que se hicieron en los puentes y escalinatas que se construyeron dentro del sendero; ese aspecto también es rechazado por la comunidad, desde donde piden que se haga una mayor vigilancia para su protección.

Compartir: