En Boyacá, buscan que las palomas «vuelen»

En los últimos años se han popularizado los proyectos de las administraciones municipales que buscan disminuir la población de palomas en sus ciudades, frente a lo cual varios sectores animalistas han dado a conocer su inconformismo, pues manifiestan que atraparlas, exterminarlas o controlar su reproducción natural es una manera de maltrato animal.

Según investigaciones presentadas, las heces y plumas de las palomas transmiten ácaros que generan alergias como la rinitis y el asma.

Pero en ciudades como Tunja, Duitama, Sogamoso, Chiquinquirá, entre otras localidades boyacenses, las administraciones han sustentado los proyectos en estudios que demuestran que las plumas y heces de estos animales generan partículas contaminantes que afectan el sistema respiratorio de los seres humanos, adicionalmente se asegura que los nidos y desechos corroen las edificaciones donde se encuentran.

En ese sentido el llamado que se ha hecho es a la responsabilidad de las autoridades ambientales y de la ciudadanía para tomar conciencia frente a los problemas que causa la sobrepoblación de las palomas tanto en tema de salud pública como a la infraestructura. Para ello, las diferentes alcaldías municipales han hablado de socializar el proyecto, generar conciencia sobre la raíz del problema, y formular estrategias para controlar su reproducción.

Por ejemplo, en Duitama se habla de disminuir la natalidad a través de un alimento que funciona como anticonceptivo, aunque no está legalizado en el mercado, y trasladarlas a lugares que no se encuentren habitados, de esa manera se despejan las instalaciones de la terminal antigua, la Casona de Culturama y la Plaza de los Libertadores.

En el caso de Tunja el proyecto que se sustentaba por parte del exasesor de Planeación, Juan Carlos Quevedo, era atrapar cerca de 5.000 palomas al año para dejarlas en una gran jaula lejos del sector poblado de la ciudad, allí controlar su alimentación y de esa manera también despejar sectores como la Plaza de Bolívar, las Nieves y el Bosque de la República.

Ampliación de esta noticia en el impreso de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 7 = 3