Santrich intenta evitar extradición: asegura que hay montajes y mentiras

En un documento de 41 páginas, radicado el lunes 11 de marzo ante la Sala de Revisión del Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), los dos abogados del exjefe guerrillero Seuxis Paucias Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich, consignaron los alegatos del caso judicial más sonado tras la firma del acuerdo de paz.

Para la defensa de Santrich, los audios que aportó el fiscal Martínez son de otro caso.

La principal exigencia de la defensa a los magistrados de la JEP es que se excluyan “los elementos aportados como presuntas pruebas o evidencias por el fiscal auxiliar de los Estados Unidos, Jason A. RIchman. El agente especial de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, Brian Witek y el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, en razón a que no cumplen con los criterios de valoración de la prueba”.

Es decir, los audios enviados por el fiscal no son los solicitados y ordenados por la Sala de Revisión, que son los que sustentaron el indictment o acusación para la solicitud de extradición.

Es decir, para la defensa de Santrich, los audios que aportó el fiscal Martínez corresponden a un proceso de corrupción contra Marlon Marín, distinto al de solicitud de extradición de Santrich. También que el agente de la DEA mintió en su declaración jurada, lo cual se prueba porque a la JEP no llegaron los videos y audios que el agente Witek dijo tener ante el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, organismo judicial que pidió en extradición al exjefe guerrillero.

Incluso, los abogados fueron más allá y dijeron que si se analizan los audios que aportó la Fiscalía, lo que sucedió fue una situación de entrampamiento a Hernandez Solarte, “un entrampamiento ficticio, o falso entrampamiento, pues nada tiene que ver Santrich con los temas y conversaciones sostenidas entre las otras personas”. Por esto último, argumenta la defensa, una vez vencidos los términos, corresponde a la JEP, “al no poder evaluar los hechos ni determinar la fecha de su presunta ocurrencia, otorgar la garantía de no extradición”.

Este lunes 11 de marzo se cerró la etapa de alegatos establecida por la JEP para este caso. Los magistrados se aprestan a tomar una decisión sobre si aplican o no la garantía de no extradición.

Por: Jorge Torres – Redacción Boyacá Sie7e Días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

94 − = 88